La muerte de tres personas en accidente de tráfico tiñe de luto Hinojosa y Villaseco

Dos agentes de la Guardia Civil observan el estado en el que quedó uno de los vehículos implicados en el accidente. /EFE
Dos agentes de la Guardia Civil observan el estado en el que quedó uno de los vehículos implicados en el accidente. / EFE

Los fallecidos en el accidente de Doñinos y sus familias eran muy conocidos en sus respectivas localidades de origen

DANEL BAJO PEÑA / WORDSALAMANCA

Un terrible accidente de tráfico se cobró tres vidas durante la noche del lunes. Una colisión frontal entre dos turismos en la carretera CL- 517, entre los términos municipales de Doñinos de Salamanca y Parada de Arriba, se saldó con tres víctimas mortales y dos heridos de distinta consideración. Son los primeros fallecidos del año en las carreteras de Salamanca.

Dos víctimas viajaban en el primer coche, un modelo Golf de la marca Volkswagen. Se trata del conductor, un varón de 35 años, y una pasajera de nacionalidad portuguesa cuya edad no ha trascendido. Les acompañaba otro varón de 40 años, hermano del fallecido, que viajaba como copiloto. El vehículo circulaba en dirección hacia Salamanca.

La tercera víctima, un varón de 60 años, era el conductor del otro coche implicado en el accidente, un Ford Mondeo. Su acompañante, una mujer de 57 años, resultó herida. Circulaban en dirección a Vitigudino.

El accidente aconteció al filo de las 23:00 horas del lunes. El 112 recibió varias llamadas alertando de la colisión entre dos turismos y de que había varias personas heridas en el interior de los coches. El servicio de emergencias movilizó varios efectivos, como una ambulancia de soporte vital básico, una UVI móvil, personal sanitario de la zona periurbana sur de Salamanca, Guardia Civil y bomberos de la Diputación de Salamanca, en previsión de que hubiera que excarcelar a alguien. Acudieron dos dotaciones del parque de Villares de la Reina.

Imagen de lugar e nel que se produjo el fatal accidente.
Imagen de lugar e nel que se produjo el fatal accidente.

Los servicios de emergencias sólo pudieron certificar el fallecimiento de tres personas, cuyos cuerpos tuvieron que ser rescatados por los bomberos. Los especialistas también excarcelaron de los restos de los turismos a uno de los heridos, aunque el 112 no detalla si se trató del hombre o de la mujer. En cualquier caso, ambos heridos fueron trasladados a las Urgencias del Virgen de la Vega para ser tratados de sus contusiones. Los vehículos, como plasma la fotografía, quedaron hechos añicos. La Guardia Civil cortó el tráfico en la zona para despejar la vía y comenzar a trabajar en la investigación.

Cambio de rasante

El impacto entre ambos turismos fue frontal y la Guardia Civil ya trata de averiguar las causas de lo sucedido. Por el momento se especula con que uno de los coches invadiese el carril contrario o que circulase por el centro de la calzada, aunque la Guardia Civil no confirma nada y se remite al futuro atestado de Tráfico para dirimir las incógnitas en torno a este trágico accidente. Están investigando y es «precipitado» hablar de adelantamientos indebidos o exceso de velocidad, como se comentaba ayer en Salamanca. Tal y como reseñaron ayer fuentes de la Comandancia Provincial, los agentes responsables han recogido la información y «siguen estudiando» lo ocurrido, apunta Europa Press. El choque se produjo en un cambio de rasante y vecinos de la zona comentaban ayer en televisión que en esa carretera «hay accidentes a todas horas».

Fuentes cercanas añaden que el varón de 35 años que conducía el primer coche había residido varios años en Guipúzcoa, donde había trabajado en la hostelería, y que había regresado a Salamanca tras un divorcio. Al parecer la familia es originaria de Hinojosa de Duero, un municipio de las Arribes casi en la frontera con Portugal, donde residen sus padres y tres de sus hermanos. En cuanto a la mujer fallecida que viajaba con él, tan sólo ha trascendido que era de nacionalidad portuguesa y que era la pareja del copiloto. En Hinojosa comentaban ayer que el superviviente residía en La Fregeneda con su pareja y que «es una pena» que fallezcan personas tan jóvenes en accidentes de tráfico.

El fallecido del Ford Mondeo residía en Villaseco de los Gamitos, en la comarca de Ledesma, junto a su pareja. La mujer, aunque de fuera del municipio, llevaba muchos años viviendo allí. Al parecer también tienen un negocio en la localidad. Al ser un pueblo muy pequeño, todo el mundo conocía la noticia y ayer estaban consternados con lo sucedido. En la localidad se cree que regresaban al pueblo después de pasar el Lunes de Aguas fuera de Villaseco. Esta fiesta es muy popular en toda Salamanca y no es extraño que los vecinos de pueblos cercanos se desplacen para compartir el hornazo con sus familiares y amigos.

Heridos

Los dos supervivientes sufren heridas de diferente consideración. En el caso del copiloto del Golf, su estado es «bastante grave», explican desde el Complejo Hospitalario de Salamanca. También añaden que ingresó en Urgencias del Virgen de la Vega con un «traumatismo facial» y que, tras ser atendido, los especialistas decidieron ingresarlo en la unidad de vigilancia intensiva por la importancia de sus lesiones. Una segunda fuente añade que también podría haber sufrido fracturas en las extremidades superiores.

En cuanto a la mujer de 57 años del Ford Mondeo, en el hospital comentan que fue atendida en Urgencias del Virgen de la Vega con varias fracturas óseas y que los facultativos decidieron trasladarla a la unidad de Traumatología. Su estado es grave pero «más estable» que el de otro herido.

La CL-517, que conecta Salamanca con Vitigudino, atraviesa una decena de municipios y ya ha sido testigo de varios accidentes mortales. Uno de los peores se produjo en agosto del año pasado, en el tramo entre Golpejas y Doñinos, cuando un turismo colisionó contra un camión en el término municipal de Carrascal de Barregas. Aquel choque se saldó con una víctima mortal.