La doble revolución de Fra Angelico

'La Anunciación', pieza estrella de la exposición y recién restaurada /Museo del Prado
'La Anunciación', pieza estrella de la exposición y recién restaurada / Museo del Prado

El Prado explora la Florencia del «devoto y docto» maestro de 'quattrocento', que puso su innovador genio al servicio de la espiritualidad

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

«Se dotó de nuevas y potentes herramientas pictóricas para actualizar la espiritualidad». Así describe el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, la doble revolución, «espiritual y pictórica», que alimentó Fra Angelico, brillante figura de la renacentista Florencia del 'quattrocento' a quien la pinacoteca dedica una exposición irrepetible. De las 82 obras reunidas en 'Fra Angelico y los inicios del Renacimiento en Florencia', 40 son de este monje, un pintor de genio innovador y singular que cambió la historia del arte con tablas como 'La Anunciación'. Recién restaurada en los talleres del Prado, es la estrella, junto a 'La virgen de la granada', de una muestra con préstamos impagables que estará en cartel hasta el 15 de septiembre.

Desvela además un nuevo perfil del pintor que, siendo fraile dominico y llevando una vida monacal «estuvo atento y vivió con intensidad la renovación y las transformaciones del mundo del arte en su época», según recordó Falomir. «Vasari dice que no cogía nunca el pincel sin haberse confesado, pero sabemos que, pese a vivir en un convento, participó de todas las inquietudes artísticas de su tiempo. Dice también que era un pintor pluscuamperfecto, que no hacía ninguna rectificación ni corrección, pero hemos descubierto que, como todos, experimenta, prueba y corrige», explica Falomir.

«Supo tomar la noción de la perspectiva y de la representación del cuerpo humano y las puso al servicio del ideal máximo de la fe, de unos ideales inasibles que había que plasmar de otra forma», destaca Falomir. «Su gran aportación es alimentar esa revolución estética que es el Renacimiento: ponerla al servicio del arte para actualizar y amplificar el mensaje religioso y espiritual de la pintura», resume el experto en Fra Angelico.

Ese cambio «hace que sea un pintor que mantiene pleno su atractivo tantos siglos después». «Era un artista docto y devoto, un pintor de pintores que fue y es un modelo para los demás», destaca el director del Prado recordado como el revolucionario maestro renacentista sería también el favorito de futuros colegas como Mark Rothko o Edgar Degas.

Con préstamos impagables, la pinacoteca reúne 82 piezas de la época, 40 de ellas obras del fraile pintor que jamás vistas en España

Carl Brandon Strechlke, conservador emérito del Museo de arte de Filadelfia, es el comisario de una muestra excepcional centrada en la Florencia de 1420 y 1430 que incluye obras jamás vistas en España de pintores de la época, como Masaccio, Masolino o Filippo Lippi, que se exhiben junto a piezas de escultores como Donatello o Ghiberthi.

'Virgen de la Granada', pintada por Fra Angelico en 1426.
'Virgen de la Granada', pintada por Fra Angelico en 1426. / Museo del Prado

No sabemos con certeza cuándo nació Fra Angelico, pero sí que fue aprendiz en el taller de Lorenzo Monaco, quien cultivaba el estilo gótico elegante y culto que su discípulo renovó, que tomó los hábitos en San Domenico de Fiésole y que ser fraile no le impidió mantener un gran taller y proveer de pinturas a iglesias y grandes mecenas tanto de Florencia como de fuera.

Entre los retablos que pintó para su convento estaba el de 'La Anunciación' una de las joyas del Museo del Prado y eje de esta exposición en la que se demuestra su activa participación en el renacimiento de las artes que se produjo en Florencia, pues junto a Masaccio, más joven que él, inventó una nueva manera de ver que dominaría el arte occidental hasta la época moderna.

Datada a mediados de la década de 1420, 'La Anunciación' es el primer altar florentino de estilo renacentista en el que se utiliza la perspectiva para organizar el espacio y en el que las arquerías góticas se abandonan a favor de formas más ortogonales, de acuerdo con las consignas preconizadas por Brunelleschi. «Debido a su condición de fraile, su capacidad para manejar la luz, el espacio en perspectiva y la narración se ha visto a menudo eclipsada por sus méritos como pintor teológico» rexcuerda desde el Prado.

Este retablo llegó a España en 1611, siendo probablemente la primera pintura suya en abandonar Italia. La 'Virgen de la granada' fue adquirida por el XIV duque de Alba en 1817, cuando se «redescubría» el valor artístico del primer Renacimiento florentino, «olvidado hasta entonces», destaca Falomir. Se entrelazan así en esta exposición dos relatos: Florencia vista por Fra Angelico y Fra Angelico visto con ojos españoles.

La exposición, en datos

Qué:
Fra Angelico y los inicios del Renacimiento en Florencia
Dónde
Museo del Prado. Paseo del Prado s/n. www.museodelprado.es
Cuando
del 28 de mayo al 15 de septiembre
Cuánto
Entrada general, 14 euros