La Biblioteca Nacional lleva años archivando memes de internet

El niño enfadado, uno de los memes más famosos de la red./R.C.
El niño enfadado, uno de los memes más famosos de la red. / R.C.

La institución los considera una fuente relevante «de la imagen de la sociedad, la historia y la cultura» de nuestro tiempo | Empezó a recopilarlos en 2009

MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Dentro de 500 años, si alguien estudia cómo era la sociedad española de principios del siglo XXI, además de la literatura, la prensa o las grabaciones de la televisión actual, entre otros fondos, no debería dejar pasar de largo el fenómeno de los memes, esas fotos o dibujos de caracter chistoso, normalmente acompañados de una frase y que se usan para describir rapídamente un concepto en las redes sociales. Esta idea, que a mucha gente le parecerá peregrina o demasiado cotidiana porque están hartas de recibirlos diariamente en su móvil, ha calado en la Biblioteca Nacional, donde llevan desde 2009 recopilándolos por su valor documental para el futuro.

Desde el «y lo sabes» de Julio Iglesias hasta los memes más recientes sobre el papel del portero De Gea en el Mundial de Rusia, la Biblioteca Nacional los ha ido clasificando minuciosamente mediante un programa informático, tal y como revela una de las responsables de este fondo digital, Mar Pérez Morcillo, en una entrevista en El diario.es.

A ella le encargaron esta ingente labor hace ya nueve años, cuando los memes aún eran un fenómeno incipiente en la red. Poco a poco, con el uso masivo de estas imágenes y la imaginación creativa que demuestran tener los usuarios, ha pasado de ser su empleo secundario a convertirse en su dedicación principal en la institución.

Preservación de Internet

Dejando los memes a parte, recopilar información en internet no es una tarea sencilla. Por ello, la Biblioteca Nacional ingresó en 2013 en el Consorcio Internacional Para la Preservación de Internet (IIPC en sus siglas en inglés). Se trata de un organismo internacional que se dedica a mejorar las herramientas, estándares y prácticas de archivado web en el mundo, así como a promocionar la colaboración internacional y el uso de los archivos web para la investigación y la conservación del patrimonio cultural. El IIPC fue creado en julio de 2003 en la Biblioteca Nacional de Francia.

'El hijo de la Tomasa', un meme que se hizo famoso a raíz del atentado de Barcelona el verano pasado.
'El hijo de la Tomasa', un meme que se hizo famoso a raíz del atentado de Barcelona el verano pasado. / R.C.

El nombre meme, tiene su origen en el concepto concebido por Richard Dawkins, zoólogo y científico, en su libro El gen egoísta (1976), en el que exponía su tesis mémetica de la transmisión cultural. En este caso, Dawkins nombra como meme a la unidad mínima de información que se puede transmitir. Aunque años más tarde, con la eclosión de este fenoméno, lo describió como «el secuestro de la idea original», implicando que incluso el concepto evolucionado por sí mismo.

Actualmente se calculan que se generan entre 60 y 70 memes nuevos en internet alrededor del mundo. La mayoría de ellos fracasa y no llega a ser visto por más de cuatro o cinco personas, sin embargo, otros alcanzan audiencias milmillonarias y se convierten, fugazmente, en una estrella de la red. Para que no se pierdan como lágrimas en la lluvia cuando ya nos hayamos cansado de ellos allí estará la Biblioteca Nacional archivándolos.

La mayor coleccionista de Rock

El rock también tiene su hueco en los archivos de la Biblioteca Nacional. Los primeros trabajos discográficos -y ahora de gran valor- de grupos como Barón Rojo, Obús, Leño y Platero y tú forman parte de «una de las mayores colecciones» de este género musical en español, un fondo artístico que permite «explorar» la historia de este género.

La colección está compuesta por vinilos, documentales, casetes, discos, carteles de conciertos, partituras y grabaciones de entrevistas de los grupos «más relevantes del rock en este país», informa hoy la BNE en una nota.

El fondo conserva un casete de «Burrock'n roll», la primera grabación del grupo bilbaíno disuelto en 2001 y que lideraba Fito Cabrales, Platero y tú, un trabajo de escasa difusión y que ahora se considera una pieza de gran valor.

La BNE guarda además copias del primer álbum de estudio homónimo de Leño (1978-1983), el primer vinilo de Barón Rojo, «Larga vida al rock and roll», y el primer casete de Obús, «Prepárate».

También incluye partituras de temas de las bandas Tequila y Extremoduro y documentales que repasan la trayectoria de Barón Rojo o Loquillo.

«Los fondos de la Biblioteca no atesoran solo libros sino que recopilan cualquier manifestación del patrimonio cultural o artístico producido en el país», explica la institución.

Entre los documentos que la hemeroteca digital almacena se encuentran artículos que reseñan conciertos importantes en el país, como el primero que ofreció The Rolling Stones en Barcelona, en 1976.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos