Calamaro, torero y mendigo

El cantante Andrés Calamaro durante la presentación de 'Cargar la suerte'./Afp
El cantante Andrés Calamaro durante la presentación de 'Cargar la suerte'. / Afp

«En España, cuando me hablan de chorizos, pienso en los políticos», dice el artista argentino, que publica su nuevo disco, 'Cargar la suerte'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Sólo hay una cosa con la que Andrés Calamaro (Buenos Aires, 1961) disfrute tanto como con la música: los toros. Por eso, no sorprende que el título de su nuevo disco sea 'Cargar la suerte', una frase taurina que define el cambio de trayectoria del toro asumiendo los riesgos. Y algo de eso hace el artista argentino en su nuevo álbum, arriesgarse con un trabajo sofisticado y valiente. «Quería hacer un gran disco», confiesa en un encuentro en Madrid con un grupo de periodistas.

Lejos de la imagen de crápula que se ha labrado durante años, Calamaro es, en las distancias cortas, un hombre tranquilo y afable que sólo habla de drogas cuando piensa en componer una nueva canción. «Me encanta la Segunda Guerra Mundial y me habría encantado escribir un tema sobre cómo los alemanes iban hasta arriba de anfetamina, al estilo 'Breaking Bad', y así podían hacer la guerra relámpago», explica.

Por lo demás, en las doce canciones de 'Cargar la suerte', que sale al mercado el 2 de noviembre, el hijo suramericano de Bob Dylan reflexiona sobre el amor, la lealtad y la amistad, como en 'McMafia'. «Algunos de mis mejores amigos eran delincuentes. El 'Gallego' Fran y el 'Gordo' Raúl son dos asaltantes legendarios, una calificación que sólo se consigue siendo persistente en el delito y teniendo unos huevos de acero», afirma. «Pero son delincuentes anónimos porque los conocidos son los que tienen una serie». Un tipo de delincuente barriobajero que no encuentra en España. «Aquí, si me preguntan quiénes son los chorizos, inmediatamente se me viene a la cabeza algún político. O varios», asegura.

«No guardo rencores», «me tiré cinco años sin salir de mi apartamento», «ahora soy torero y mendigo» o «el amor, en tiempos de ibuprofeno, tiene cobertura, pero no tiene relleno» son algunos de los versos que ha escrito un artista ingenioso, un as de los juegos de palabras que titula uno de sus temas 'Diego Armando canciones', en homenaje a su idolatrado Maradona, al que le ha dedicado varias composiciones y con el que comparte un pasado tumultuoso.

«No soy escéptico con la música, no me identifico con ese público taurino que cuando sale un toro que no les gusta piensa que el sistema está prohibido. Yo creo que hay que esperar, y así puedes ver en la última faena de la última corrida de la feria de otoño a Diego Urdiales haciendo magia», afirma.

Rockero en sus primeros años argentinos, miembro del legendario grupo Los Rodríguez junto con Ariel Roth, Germán Vilella y Julián Infante, autor de algunos de los mejores discos en castellano, como 'Alta suciedad', 'El salmón', 'El cantante' y sobre todos ellos, 'Honestidad brutal', Calamaro cuenta que, para grabar 'Cargar la suerte', fichó a músicos del nivel del batería Aaron Sterling o del guitarra Mark Goldenberg y cuando se presentó a sí mismo, quiso hacerlo en diez palabras: «Soy un músico que lleva 40 años grabando discos». Le sobró una.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos