Los burgaleses La Regadera intentarán el récord de ofrecer en dos días un concierto en cada provincia de la región

La Regadera/
La Regadera

El grupo recalará en la Campa de Villalar el martes

JOSÉ MARÍA CILLERO

El grupo de rock de Miranda de Ebro La Regadera intentará entrar en el libro de los récords realizando nueve conciertos en las nueve provincias de Castilla y León en un tiempo máximo de 24 horas, repartidas entre el lunes 22 y el martes 23 de abril. Para ello, la banda de Miranda de Ebro hace un inciso en la gira de presentación de su último disco 'Dormir es de cobardes' para entrar en los Récord Guiness como 'La banda que más conciertos ha ofrecido en un tiempo limitado de 24 horas'.

Esta gira, a la que han llamado 'A por el récord',se desarrollará en la región más extensa de Europa, Castilla y León. León, (Sala Babylon), Burgos (Bardeblás), Palencia (La Cueva), Segovia (Ayllón, bar ElArco) y Soria (Café teatro Avalón) son las provincias programadas para el día 22. Para el día 23, el grupo actuará en Salamanca (Pakipalla), Zamora (Cueva del jazz en vivo), Ávila (Arévalo, El Desván) pasando por el escenario de Villalar de los Comuneros (Valladolid) coincidiendo con la celebración del 'Día de Castilla y León'.

La Regadera presentará en esta gira récord su último trabajo 'Dormir es de cobardes' producido por Kaki Arkarazo (Vetusta Morla, LA M.O.D.A, Berri Txarrak…). Tras estos nueve conciertos, el grupo burgalés continuará con su interminable gira por todo el país.

La Regadera nace en octubre de 2014, de la ruptura de otra banda llamada A kal y kanto, grupo que con diez años de andadura llegó a dar más de 200 conciertos; entre los cuales llego a compartir escenario con grupos de renombre.

La Regadera es un proyecto de música mestiza que mezcla estilos como ska, reggae y rock; adornados con detalles latinos. En abril de 2015 grabaron, produjeron y auto editaron su primer tema, del mismo nombre que la banda. En noviembre de ese mismo año obtuvieron el segundo premio en el VI Concurso de música joven de Burgos, que junto a los colaboradores de su campaña crowdfunding financiaron en enero del 2016 su primer trabajo de estudio.