Gobierno ciudadano en el móvil

Daniel Carranza. ./R. C.
Daniel Carranza. . / R. C.

Las app de una organización uruguaya ayuda a decidir en temas de salud y educación

DOMÉNICO CHIAPPELogroño

Desde su reloj inteligente y a miles de kilómetros de distancia, Daniel Carranza controla un nuevo proyecto de «gobierno abierto», desarrollado por Data Uruguay. Fundada en 2012, esta organización ha creado alrededor de 15 aplicaciones que acercan la información pública a los ciudadanos, y les permite participar en la gobernanza de sus ciudades. Una de las más exitosas ha sido 'PorMiBarrio', con la que la gente puede hacer reclamaciones que van directamente a un sistema de la ciudad de Montevideo. La novedad es que todos los datos quedan registrados y publicados, lo que hace más efectiva la acción municipal. «Nos apoyamos en cuatro pilares: transparencia, colaboración, co-creación y participación», explica Carranza, fundador de Data y ponente de Futuro en Español, que se celebra estos días en Logroño. «Hacemos herramientas, comunidad y actos de desarrollo humano, a veces con herramientas de empresa, como web y app, para mejorar la vida de las personas». Sin sueldos fijos, con financiación internacional y local por proyectos, y siempre aprovechando la oportunidad tanto de datos como de recursos, Data ha trabajado con el gobierno de Uruguay y organismos multinacionales. Desde ese país exportan experiencias en áreas de educación, servicios públicos y salud.

Su proyecto más exitoso ha sido 'AtuServicio', un comparador de centros clínicos y sanitarios con criterios como el precio de la consulta, los recursos humanos, la calidad y el tiempo de espera. Desde su primera versión en 2014, con actualizaciones anuales, la utilización de esta aplicación ha tenido varios «impactos». «El objetivo era que las personas tuvieran más información para tomar decisiones sobre a qué prestador de servicios acudir», observa Carranza. «Pero ha tenido otros efectos, como que han bajado los precios de los servicios y ha tenido un público inesperado, como los inmigrantes que recién llegan». Estas iniciativas tienen «replicaciones» autorizadas en otros países, con otras organizaciones semejantes que toman la idea original y la adaptan a su problemática local.

La oportunidad de obtener financiación y datos públicos, con una línea directa con las instancias gubernamentales, surgió en el ámbito de la educación secundaria, para desarrollar una herramienta de consulta 'on line' para que los estudiantes conozcan sus derechos. En esta ocasión Data también contó con la máxima instancia del gobierno en el sector, como el Consejo de Educación de Uruguay. «Ha tenido un crecimiento orgánico, sobre todo cada periodo de inicio de clases», asegura Carranza. «Buscan cómo solucionar problemas con los profesores, con las directivas de los liceos, con cambios de materias o con faltas. Pero también queremos mostrar datos de las escuelas técnicas para ayudar en la elección de la educación secundaria, que es el punto difícil en mi país». El ejercicio ciudadano de gobierno, apoyado por la transparencia de datos, que por lo general suelen estar expuestos con dificultad, llega a los móviles.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos