Un nuevo amanecer de la educación

Primera jornada de Futuro en Español en la que se ha abordado la transformación digital y desarrollo en España y América Latina./JUSTO RODRÍGUEZ
Primera jornada de Futuro en Español en la que se ha abordado la transformación digital y desarrollo en España y América Latina. / JUSTO RODRÍGUEZ

La primera jornada de Futuro en Español se ha centrado en la brecha generacional que existe entre profesores y alumnos y la necesidad de adaptar la universidad a las demandas del mercado

INÉS MARTÍNEZLogroño

Que la transformación digital en la educación iba a centrar el debate de este miércoles de la primera jornada de esta octava jornada de Futuro en Español en Logroño ya lo sabía el numeroso y joven público que ha asistido al debate, pero lo que desconocían es que la charla iba a versar también sobre temas tan dispares como las demandas del mercado laboral, la importancia de mantener la esencia y los valores en la educación o la necesidad de saber gestionar los conocimientos en nuevas tecnologías.

Quizás la riqueza del debate la ha generado el variado perfil de sus intervinientes. La mesa estaba moderada por el experto en Telecomunicaciones de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Mauricio Agudelo, junto al que han estado el consejero de Educación, Alberto Galiana; el exministro de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, David Luna; el alcalde de Murcia y exrector de la Universidad de Murcia, José Francisco Ballesta, y el director de la Escuela de Ingeniería de la UNIR, Rubén González.

Por ello las conclusiones no han sido concretas pero sí clarificadoras. La idea más generalizada ha sido la de que la universidad debe adaptarse a las necesidades del mercado laboral. Algo que no es nuevo pero sí cada vez más necesario. «No puede ser que la educación no vaya al ritmo de la empresa», ha dicho González. Concepto que ha sido respaldado por David Luna, que defendía la misma idea desde el punto de vista de Colombia. Más concretamente, Agudelo ha expresado, la importancia de la adaptación del currículum educativo a los nuevos empleos y a los perfiles que demandan las empresas.

Pero para conseguir que el alumno este formado, primero debe formarse al profesor. Y ese es otro de los debates que se ha abierto, el de la importancia de la formación constante y el de la brecha generacional, que hace que profesores que son inmigrantes digitales estén formando a alumnos nativos digitales. «Por ello en la formación de magisterio la formación tecnológica debe ampliarse. Es esencial que motivemos a los docentes en ese campo», ha establecido Galiana.

Respecto a los nuevos modelos de educación, Ballesta ha hablado de la formación online: «Ya no es la oficina el lugar en el que se trabaja, ya no es la universidad donde se aprende. Ya no hay límites geográficos ni temporales».

Por su parte, Luna ha querido también hablar de la importancia del español en el proceso educativo y de negocio «el español cada día es más importante, y debemos comprender que el poder que representa va a desarrollar muchas capacidades. Hay que creernos el cuento de que tenemos capacidades y esa ventaja competitiva». «No hay que crear ciudadanos para las redes sociales, sino para las oportunidades digitales», ha dicho el exministro.

Pero al igual que se ha hablado de la importancia de las nuevas tecnologías, se ha establecido (y es algo en lo que todos han llegado a acuerdo) que es necesario saber usarlas y el factor humano no debe pasar a un segundo plano. «Los valores y el sentido común que enseña un profesor no os enseña una tablet. La tableta y el computador jamás reemplazarán al profesor», ha dicho Luna, a lo que Galiana ha añadido que en La Rioja se apuesta por modelos híbridos.

Para concluir, los cinco integrantes de la mesa han concluido que «estamos ante un nuevo amanecer del rol del profesor y del libro de texto», en palabras de Ballesta, a lo que Agudelo ha añadido que «si unimos educación y tic conseguiremos salir de la caverna».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos