Las Loras y el Picón Blanco, protagonistas de la tercera etapa de la Vuelta a Burgos

Mikel landa se exhibió el año pasado en el Picón Blanco./GIT
Mikel landa se exhibió el año pasado en el Picón Blanco. / GIT

El Instituto para el Deporte y la Juventud (IDJ) vuelve a apostar por un final en el Picón Blanco, puerto de categoría especial | La etapa saldrá desde Sedano y atravesará el Geoparque de Las Loras

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Geoparque de Las Loras, incluido por la Unesco en la Red Mundial de Geoparques, será protagonista en la tercera etapa de la XL Vuelta a Burgos. Una etapa que a priori se antoja muy determinante en la ronda de este año, toda vez que se ha decidido volver a apostar por un final en el Picón Blanco, puerto de categoría especial que ya el año pasado ofreció un gran espectáculo.

La Diputación de Burgos, en virtud del convenio firmado con la Fundación 'VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021', dará proyección en esta etapa a este singular terreno formado por grandes páramos calizos separados por espectaculares cañones fluviales en la zona norte de las provincias de Burgos y Palencia.

Considerada como la etapa reina, contará con un trazado sinuoso de 149 kilómetros en el que los corredores deberán superar el Alto de la Mota, el Alto Escalerón, el Alto de Ailanes y el Alto de Retuerta, todos ellos considerados puertos de Tercera Categoría, antes de la ascensión final al Picón Blanco, que repite como final de etapa tras el éxito que supuso la ascensión inédita del año pasado.

Tras la salida en Sedano, en donde se procederá al corte de cinta de esta tercera etapa, se espera un carrera muy nerviosa ya que en los primeros kilómetros se afrontará tanto la primera meta volante, ubicada en Quintanilla Escalada, a donde se accederá desde San Felicies, como la primera dificultad montañosa de la jornada, con la ascensión al Alto de la Mota, en el kilómetro 19.

A partir de ahí se pasará por Pesquera de Ebro, Quintanilla Colina, Villanueva Rampalay y Gallejones, ya en plena subida al Alto Escalerón, en el kilómetro 39. En este punto, el trazado hará un pequeño giro por Pesquera de Ebro, Quintanilla-Colina, Villanueva Rampalay y Robredo de Zamanzas para plantarse en la ascensión al Alto de Ailanes, en el kilómetro 64 de etapa.

Tras este tercer descenso los corredores comenzarán la aproximación a Medina de Pomar y Villarcayo, donde estarán ubicadas la segunda y tercera metas volantes de la etapa. Antes, se transitará por San Miguel de Cornezuelo, Monasterio de Rioseco, Incinillas, Bisjueces y el Vado.

Una vez dejado atrás Villarcayo, ya en el tramo final de etapa, y tras tocar localidades como Cigüenza, Tubilla, Escanduso, Escaño, Brizuela, Puentedey, Quintanilla Valdebodres, Cogullos y Ahedo de Linares, los ciclistas ascenderán el Alto de Retuerta, a 26 kilómetros de meta, para afrontar los kilómetros previos a la gran ascensión de la jornada.

Tras dejar atrás Cornejo, Quintanilla del Rebollar y Barcenillas de Cerezos la carrera alcanzará la localidad de Espinosa de los Monteros. Tras un par de giros por sus calles se tomará la carretera de ascensión al Picón Blanco, donde, como ya sucediera el año pasado, serán miles los aficionados que puedan disfrutar de una subida espectacular, al tratarse de un puerto abierto que permitirá al aficionado disfrutar de unas vistas inmejorables de todo el entorno.

Se trata de un puerto de 9 kilómetros de subida que comienza en Espinosa de los Monteros y que tiene una pendiente media del 9% y tramos concretos en los que se alcanzarán desniveles del 19%. La subida ofrecerá a los corredores una tregua a falta de kilómetro y medio para el final, para volver a retomar las últimas rampas antes de meta con un porcentaje que nunca será inferior al 10%.

Sedano acogerá por tercera vez una salida de etapa tras hacerlo en las ediciones de 1981 y 2016 mientras que la cima del Picón Blanco repetirá por segundo año consecutivo tras la inédita ascensión de pasado año que finalizó con exhibición y victoria de Mikel Landa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos