Fútbol internacional

Fallece a los 79 años el exseleccionador belga Robert Waseige

Robert Waseige, durante un partido de la Eurocopa del año 2000. /Yves Herman (Reuters)
Robert Waseige, durante un partido de la Eurocopa del año 2000. / Yves Herman (Reuters)

Tomó las riendas de los 'diablos rojos' tras el decepcionante Mundial de Francia 98 y les dirigió en la Eurocopa del año 2000 y el Mundial de 2002

COLPISA / AFPBRUSELAS

El exfutbolista y exseleccionador de Bélgica Robert Waseige ha fallecido este miércoles a los 79 años, generando una ola de homenajes y reconocimientos en su país.

Según la televisión francófona belga RTBF, el hombre que fue el primer seleccionador valón de la historia de los 'diablos rojos' llevaba «hospitalizado desde hace una semana» debido a «una insuficiencia cardíaca y problemas renales». «El fútbol belga pierde a una gran personalidad con la muerte de Robert Waseige», ha señalado en un mensaje en Twitter el primer ministro del país, Charles Michel.

Robert Waseige, apodado 'El Mago', es más conocido por su carrera como entrenador que por la de jugador, donde vistió entre 1959 y 1973 los colores de tres formaciones de su país (RFC Lieja, Racing White Bruselas y KFC Winterslag).

Nacido en 1939 en Rocourt, cerca de Lieja, como entrenador tuvo una larga carrera y dirigió a equipos importantes, entre ellos el Standard de Lieja y el Sporting Charleroi. Fue campeón de la Copa de Bélgica en 1990 con el RFC Lieja, y con ese mismo club ganó la Copa de la Liga, competición que ya no existe, en 1986. Fuera de Bélgica tuvo dos breves experiencias, una en 1996 en el Sporting de Lisboa y otra en 2004 como seleccionador de Argelia.

Fue nombrado seleccionador de Bélgica en 1999 y dirigió a su país en la edición de la Eurocopa que albergó en 2000 de manera conjunta con Holanda. Los belgas fracasaron en ese torneo, quedando eliminados en la fase de grupos. También fue el seleccionador de Bélgica en el Mundial de Corea del Sur y Japón de 2002, donde Bélgica quedó eliminada en octavos de final contra Brasil (2-0), el futuro campeón.