Premier League

La guerra entre Mourinho y Pogba dispara la tensión en el United

Mourinho y Pogba, intercambiando impresiones durante un partido de la Premier. /Ian Kington (Afp)
Mourinho y Pogba, intercambiando impresiones durante un partido de la Premier. / Ian Kington (Afp)

El técnico, que mantuvo un tenso intercambio verbal con el futbolista, le ha retirado al galo la condición de segundo capitán

COLPISA / AFPMÁNCHESTER

Nueva crisis entre los pesos pesados de Old Trafford, José Mourinho y Paul Pogba. El entrenador del Manchester United retiró al campeón del mundo galo la condición de segundo capitán del equipo, un gesto de autoridad que relanza las opciones de una salida del galo... o del portugués si prosiguen los malos resultados.

Soterradas hasta ahora, las desavenencias entre el 'Special One' y Pogba, el mayor traspaso de la historia del club más rico del mundo (105 millones de euros en 2016), salieron el martes a la luz pública tras la eliminación del Manchester United en la Copa de la Liga por un club de la Premiership.

«La única verdad es que he tomado la decisión de que Paul deje de ser el segundo capitán», afirmó Mourinho delante de la prensa tras caer en los penalties contra el Derby County, confirmando una información publicada poco antes por el periódico 'The Times'. Según el rotativo británico, Mourinho reprochó a Pogba delante de todos sus compañeros de vestuario que el jugador de 25 años «no representa lo que debe ser un capitán» y que «el Manchester United está por encima de cualquiera». Este miércoles, en el entrenamiento, los dos hombres fueron grabados por Sky Sports intercambiando unas palabras con gesto tenso.

Lucha de poder

El técnico, llegado en el verano de 2016, habituado a pasar por dificultades en su tercera temporada en un mismo club, se juega al todo o nada esta lucha de poder interno, en un momento en que el equipo pasa por una mala racha de resultados.

Después del reciente empate en Premier ante el modesto Wolverhampton en Old Trafford, Pogba criticó el estilo defensivo de 'Mou', abriendo un poco más la brecha entre los dos. «Estamos en casa y tenemos que jugar mucho mejor que contra los Wolves. Estamos aquí para atacar», lanzó el campeón del mundo.

¿Los propietarios estadounidenses del United apoyarán a su entrenador, con contrato hasta 2020, o al jugador con mayor valor de mercado de la plantilla, con contrato para tres temporadas más?

A la espera de conocer el ganador del pulso, la prensa sitúa a Pogba cerca del FC Barcelona, o bien en un hipotético regreso a la Juventus, club del que salió en 2016. «Pogba está impaciente por irse, si dependiese de él, haría sus maletas hoy mismo. (...) La cuenta atrás está en marcha, quedan 97 días hasta el 'mercato' de invierno», escribió este miércoles el periódico turinés 'Tuttosport'.

A menudo interrogado sobre su futuro, el crack francés nunca cerró la puerta a una salida. «Mientras no me vean con la camiseta (del nuevo club) y sonriendo, no será oficial y sólo serán rumores», declaró recientemente en un programa de la televisión francesa.

Tampoco es descartable la marcha del técnico, en una posición frágil después de la eliminación en la Copa de la Liga. Aunque la planta noble de Old Trafford parece apoyarle, el antiguo técnico del Real Madrid ya vivió un encontronazo el pasado verano europeo con el vicepresidente ejecutivo, Ed Woodward, por divergencias en la política de fichajes.

Hasta ahora la afición ha sido condescendiente con el luso, aplaudiéndole incluso tras la derrota ante el Tottenham (0-3). «Hoy tengo la prueba de que los mejores jueces son los aficionados», comentó. Pero la paciencia no es eterna, y menos en un club acostumbrado a ganar. El duelo ante el Valencia, el próximo martes en Liga de Campeones, dará al público de Old Trafford una nueva ocasión para expresarse.

 

Fotos

Vídeos