Conflicto

Tebas: «Si somos el problema del fútbol femenino, nos apartamos»

Javier Tebas (d) y Luis Rubiales, el 29 de marzo. /EFE
Javier Tebas (d) y Luis Rubiales, el 29 de marzo. / EFE

El presidente de LaLiga rechaza la nueva competición propuesta por la FEF, «porque no se puede cambiar de rumbo de golpe cuando estás haciendo crecer un deporte»

EFEMadrid

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, indicó este martes, ante el conflicto entre la Federación Española de Fútbol (FEF) y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) por el desarrollo de un nuevo modelo de competición, que si «el problema es LaLiga, LaLiga se aparta».

En la apertura del IV Congreso de Fútbol Femenino, organizado por LaLiga en colaboración con la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, Javier Tebas aseguró que la preocupación de la Federación Española de Fútbol por el fútbol femenino es «bienvenida» pero pidió que no se rechace «lo que se ha hecho muy bien».

«Deseo a la Asociación de Clubes la mayor de las suertes en estos días que quedan hasta la Asamblea de la FEF (se celebra el 29 de abril) y que se puedan resolver los problemas de las nuevas competiciones. Si la federación quiere preocuparse, bienvenido sea, pero no apartemos lo que se ha hecho muy bien hasta ahora. Si el problema es LaLiga, LaLiga se aparta y estará contenta porque habrá conseguido el objetivo que se propuso», subrayó Tebas.

El presidente de LaLiga recordó que hace cuatro años recibió en su despacho a representantes de tres clubes femeninos y les brindó la ayuda que reclamaban.

«Si nos olvidamos de los orígenes, del cómo y del porqué se crea la Asociación de Clubes, sería difícil hablar del momento actual del fútbol femenino. Ni mucho menos es el techo que nos tenemos que poner. Es fruto de un trabajo que se generó en la Asociación de Clubes con nuestro asesoramiento, nunca con nuestra imposición. Jamás ha querido LaLiga organizar la competición de fútbol femenino. Lo único que ha pretendido LaLiga era ayudar y asesorar con nuestro conocimiento», reiteró.

Tebas remarcó que LaLiga «nunca pretenderá asumir competencias de la organización del fútbol femenino» y defendió la figura de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino. «Sin clubes no hay competición ni deportistas. Por eso es tan importante la asociación de clubes», dijo.

Javier Tebas reparó asimismo en la necesidad de continuar esta «explosión» con un plan de «futuro», que se traduzca en un mayor número de aficionados cada fin de semana en los estadios y en un mayor número de espectadores en televisión.

«Si nos quedamos en el éxito puntual fracasaremos. Si no hay un trabajo continuo no sirve de nada. El fútbol femenino ha explotado, pero hay que trabajar para que siga creciendo y subamos el valor de la competición. Si queremos que las jugadoras sean profesionales, tenemos que subir la monetización del fútbol femenino», valoró.

«Estamos consiguiendo éxitos en cuanto a derechos audiovisuales y patrocinios, pero se necesita más capital y esto no se hace dando o subvencionando, sino creando valor», apuntó.

En ese sentido, Javier Tebas se mostró «preocupado» por la celebración de una asamblea en la sede de la Federación Española de Fútbol el 29 de abril, donde se podría aprobar el cambio de formato de la competición y su calendario.

«¿No debería ser la Asociación de Clubes con la que se debería haber consensuado el cambio de formato? ¿Ese cambio lo van a decidir los árbitros de fútbol sala o los jugadores de fútbol sala?», se preguntó el presidente de LaLiga, quien igualmente cuestionó que personas ajenas al fútbol femenino puedan aprobar el nuevo modelo de competición propuesto por la federación española.

«El mensaje es malo»

El mismo contempla dos Divisiones, Elite y Promesas, con la misma unidad organizativa. En la primera categoría «habrá de 8 a 16 equipos y será un único grupo de ámbito estatal y fase estatal», mientras que en la División Promesas (de 8 a 32 equipos) «habrá una primera fase por proximidad con dos grupos y una segunda fase, de ascenso y de descenso, para cada uno de esos dos grupos». «Se establecerá un modelo liguilla entre los clasificados de la primera fase en cada uno de los grupos de igual número», según anunció la FEF el pasado 12 de marzo.

«¿Por qué cambiar un modelo de competición que nos ha llevado a esta situación? ¿Por qué cambiar de la noche a la mañana el modelo de la Primera B?», criticó Tebas. El dirigente consideró que ese cambio «va a poner en peligro el crecimiento» del fútbol femenino.

«No se puede, cuando estás haciendo crecer un deporte, cambiar de rumbo, de cabeza directora, de estrategias audiovisuales y comerciales de golpe. Los patrocinadores quieren continuidades, objetivos establecidos y asociaciones serias, que no cambien los acuerdos en 48 horas. La Primera División B se aprobó en meses y ahora el modelo se quiere cambiar en 24 horas. El mensaje es malo», sostuvo Javier Tebas.

«Yo no tengo inconveniente en apartarme si consideran que hemos hecho demasiado. Habremos cumplido el objetivo que nos propusimos hace cuatro años», sentenció durante su primera intervención en un congreso que tiene como lema 'Hablamos de lo mismo'.