Real Madrid

El Real Madrid elige moldear estrellas

Andriy Lunin, durante su presentación con el Real Madrid./EFE
Andriy Lunin, durante su presentación con el Real Madrid. / EFE

El fichaje del portero Lunin se suma a la política del club en los últimos cuatro años de apostar por jóvenes talentos

JACOBO CASTROMadrid

La primera etapa de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid estuvo marcada por un gran desembolso económico en los mejores jugadores del mundo. Luis Figo, Zinedine Zidane, Ronaldo Nazario, David Beckham, Michael Owen o Robinho fueron los grandes fichajes de un mandatario convencido, en aquel tiempo, de que el camino más corto hacia el éxito era hacerse con las estrellas de sus rivales. Esa misma estela siguió en su regreso al despacho principal del Santiago Bernabéu, incorporando a Cristiano Ronaldo, Kaká, Karim Benzema y Xabi Alonso de una tacada. Les seguirían Mesut Özil, Ángel Di María, Luka Modric y Gareth Bale. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, Florentino ha dejado de fichar cracks para contratrar jugadores que pueden serlo en un futuro. «A nuestra gran plantilla queremos incorporar el talento joven pero indiscutible que marcará el fútbol de los próximos años» afirmó este lunes en la presentación del portero ucraniano Andriy Lunin, la última apuesta joven de un Real Madrid que desde 2014 ha incorporado a diez promesas, algunas ya convertidas en realidades.

Marco Asensio

Fue el primero en llegar y el que más éxito ha tenido. En diciembre de 2014 el Real Madrid abonó 3,5 millones de euros al Mallorca por un joven mediapunta de 18 años. Tras jugar cedido en el propio conjunto balear y en el Espanyol, en 2016 pasó a formar parte del primer equipo madridista. Se ha convertido en uno de los referentes blancos, marcando en la final de la Champions de 2017 y siendo convocado para el Mundial de Rusia.

Lucas Silva

Un mes después de fichar a Asensio el Real Madrid pagó 13 millones al Cruzeiro por este centrocampista de 21 años que había sido campeón de Liga en Brasil. Jugó media temporada de blanco, llegando a ser titular en un partido de Champions, aunque poco a poco fue perdiendo protagonismo. Tras un año en el Olympique de Marsella y un problema cardiaco, el Madrid lo cedió al Cruzeiro hasta 2019.

Martin Odegaard

También el invierno de 2015, el mediapunta noruego de 16 años fichó por el Madrid, que pagó 2 millones de euros al Stromsgodset. El chico había destacado en Noruega, jugando en primera con quince años. Debutó en Liga como madridista en mayo de 2015, siendo el más joven de la historia del club en hacerlo. Tras pasar por el Castilla fue cedido al Heerenveen, donde en temporada y media jugó 40 partidos y marcó tres goles. Este verano ha regresado a Valdebebas y habrá que ver si Lopetegui cuenta con él.

Jesús Vallejo

Con sólo 17 años se convirtió en el capitán de un Real Zaragoza que buscaba volver a Primera. Tras una grandísima temporada en el centro de la zaga maña, en el verano de 2015 el Madrid se hizo con él por 5 millones. Continuó un año cedido en La Romareda, para después hacer lo propio en el Eintracht de Frankfurt. En 2017 volvió al Real Madrid para ser el cuarto central de la plantilla y tras una temporada con lesiones, parece que tendrá otra oportunidad de blanco para mostrar su valía.

Mateo Kovacic

Un poco más consagrado que el resto, pero igualmente joven. El Real Madrid pagó 30 millones por el centrocampista croata de 21 años que militaba en el Inter de Milán, donde había completado dos temporadas y media de menos a más. Tras una primer año de blanco sin mucho peso, los dos cursos siguientes fue muy utilizado por Zidane, que lo reconvirtió en un jugador más defensivo. Durante el Mundial manifestó su intención de dejar el Bernabéu al creer que necesita jugar más.

Theo Hernández

Canterano del Atlético de Madrid, se marchó cedido al Alavés en 2016 para foguearse en Primera. Jamás regresó. Una tremenda temporada con el Glorioso, con el que jugó una final de Copa, valió para que el Madrid rompiese su pacto de 'no agresión' con su vecino y pagase 24 millones de euros por el lateral izquierdo de 19 años. En su primer curso no estuvo a la altura de lo esperado y se especula con que pueda salir cedido este verano.

Dani Ceballos

Tras dos temporadas en Primera con el Betis, su gran Europeo sub-21 lo convirtió en objeto de deseo de Real Madrid y Barcelona en el verano de 2017. Tras un tira y afloja el centrocampista eligió a los blancos, que pagaron casi 17 millones por él. Su primera temporada en la capital estuvo marcada por su falta de minutos, pero con la llegada de Lopetegui puede tener más protagonismo.

Vinícius Junior

El más caro de todos. Tras fracasar en su intento de fichar a Neymar, el Madrid se lanzó en 2017 al fichaje de Vinícius, un extremo brasileño que debutó con el Flamengo con a los 16 años. Florentino desembolsó 45 millones por un futbolista que, tras seguir un año en su antiguo club, está realizando la pretemporada con Lopetegui, aunque alternará el primer equipo con el Castilla.

Andriy Lunin

Con 17 años debutó en la Premier ucraniana con el Dnipro Dnipropetrovsk y tras el descenso de su club se marchó al Zorya Luhansk en 2017. Con 18 años fue el portero titular durante toda la temporada y llamó la atención del Madrid, que pagó 8,5 millones por él a principios de este verano. Podría salir cedido en busca de experiencia en Primera.

Álvaro Odriozola

Internacional con España, incluso fue convocado para el Mundial de Rusia. Su fichaje corresponde a la intención del Madrid de hacerse con el mejor lateral derecho español del futuro. Sacarle de la Real Sociedad costó, tras la Copa del Mundo, 30 millones. Cuenta con la total confianza de Lopetegui, pero pasará de ser indiscutible en Anoeta a pelear con Carvajal, uno de los mejores 'doses' del planeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos