Jornada 22

El Celta da el golpe y sale del descenso

Imagen del partido disputado entre el Celta y el Sevilla en Balaídos. / EFE

El conjunto gallego rompe ante el Sevilla su mala racha de cinco derrotas consecutivas

EFE

El Celta rompió este sábado su mala racha de resultados con una victoria por la mínima (1-0) en Balaídos ante el Sevilla en un igualado partido que sentenció el turco Yokuslu Okay con un gol que saca al equipo gallego de la zona de descenso y que prolonga la crisis sevillista como visitante, pues suma ocho jornadas sin ganar lejos del Pizjuan.

El primer tiempo careció de brillo. Con poco ritmo, con dos equipos preocupados quizás por minimizar sus errores, apenas hubo remates a portería. Simplemente un cabezazo forzado de Jozabed para el Celta en los primeros minutos, un lejano tiro desviado de Sarabia para el Sevilla mediada la primera mitad y un lanzamiento flojo de Boufal cerca del descanso.

Nada alteró a los porteros. No vivieron ningún riesgo en un primer acto apacible, solo alterado para el equipo andaluz por la lesión de Arana. Ni el Celta ni el Sevilla, que tuvo algo más la pelota, rompieron el partido.

1 Celta

Rubén; Hugo Mallo, Cabral, Araújo, Juncá; Okay (David Costas, m.85), Jozabed (Lobotka, m.68), Beltrán; Brais, Boufal (Sisto, m.79) y Maxi Gómez.

0 Sevilla

Vaclík; Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Quincy Promes, Banega, Franco Vázquez (Amadou, m.69), Arana (Roque Mesa, m.35); Sarabia (Escudero, m.76); Ben Yedder y André Silva.

GOL:
1-0, m.72: Okay.
ÁRBITRO:
De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Okay, Beltrán y David Costas, por parte del Celta; a Sarabia, Sergi Gómez, Banega y Mercado, por parte del Sevilla.
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 17.503 espectadores.

El paso por el vestuario activó al Celta. Volvió al campo con una marcha más que el Sevilla. Su empuje abrió las costuras del encuentro. Jozabed probó a Vaclík con un par de disparos. El Sevilla, cómodo con el panorama, estiró sus líneas. Y lo hizo con peligro: un centro peligroso de Quincy Promes, un gran remate de Ben Yedder que despejó Rubén en una acción de córner ensayada, un lanzamiento alto de Sarabia y otro desviado de Banega.

El Celta flaqueó. Y mediada la segunda mitad regaló al rival su habitual error defensivo: Vaclík sacó de portería, André Silva prolongó de cabeza ese envío y Ben Yedder, que se coló con rapidez entre los centrales celestes, se plantó solo ante Rubén. El mano a mano entre el delantero y el portero finalizó con un tiro al poste. Balaídos enmudeció. Sin embargo, tres minutos después explotó de júbilo.

El Celta, con dificultades para generar peligro en el ataque posicional, resolvió el duelo con una acción de estrategia. Hugo Mallo sacó un córner al primer palo, prolongó la pelota Cabral hacia el segundo y ahí, con el balón rodando por el área pequeña, apareció libre de marca Okay para firmar el único gol. La pizarra salvó a Miguel Cardoso.

El Sevilla apenas tuvo capacidad de reacción en el último cuarto de hora, más allá de algún lanzamiento de Escudero, Banega y Kjaer, ocasiones escasas, poca pólvora para romper su mala dinámica lejos del Sánchez Pizjuan, pues no gana en Liga como visitante desde hace tres meses.

 

Fotos

Vídeos