FC Barcelona

Dembélé, la cara en un Barça con dos lesionados más

Dembélé celebra su gol con Suárez./AFP
Dembélé celebra su gol con Suárez. / AFP

Rafinha dice adiós a la temporada y Sergi Roberto estará un mes de baja tras un 1-1 ante el Atlético que deja un sabor agridulce y la pérdida del liderato

P.RÍOSBarcelona

Ousmane Dembélé acabó con la polémica, o quizás sólo la aplazó, con su irrupción en los últimos minutos en el Wanda Metropolitano para marcar el gol del empate. Tras un castigo por indisciplina y la llamada al orden de Ernesto Valverde y de sus compañeros, logró el gol del empate ante el Atlético (1-1) y fue la mejor noticia para el Barça, pero quizás la única, pues deja de ser líder tras la victoria del Sevilla este domingo. A la lesión muscular de Sergi Roberto, que estará entre tres y cuatro semanas de baja por la rotura del semimembranoso de la pierna izquierda, se sumó la de Rafinha, quien compitió más de media hora con un golpe en la rodilla que acabó siendo mucho más: rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y baja hasta final de temporada.

Es un duro golpe para el centrocampista, que acababa de regresar a la selección brasileña y que tenía opciones de ser uno de los traspasos en el mercado de invierno, quizás al Inter, donde ya jugó seis meses a un gran nivel como cedido la pasada temporada. Su grave lesión anterior, en septiembre de 2015, con recaída posterior en abril de 2017, fue en la otra rodilla, la derecha. Se unen a las bajas de Vermaelen (de siempre misteriosa puesta a punto), Sergi Samper (de larga duración) y Rakitic y Coutinho, quienes deberían estar disponibles esta semana.

Sergi Roberto retirándose lesionado.
Sergi Roberto retirándose lesionado. / AFP

Sí sonrió Dembélé, quien ya le ha dado puntos al Barça con cinco goles decisivos en la Liga. Al punto del Metropolitano, hay que sumar los goles marcados ante Real Sociedad (1-2), Valladolid (0-1) y Rayo Vallecano (2-3), además del tanto marcado al Huesca (8-2). También sentenció la Supercopa de España ante el Sevilla y fue vital en la Liga de Campeones con su diana contra el PSV en el Camp Nou. «Este gol le vendrá muy bien. Tiene que adaptarse tanto en su vida privada como en la futbolística. Tenemos que ayudarle porque es muy joven. Se tiene que dejar ayudar. Sabemos que él nos puede ayudar mucho», le animó Sergio Busquets tras su partido 500, deslizando que todavía no se ha acabado el enfado de la plantilla con el francés, cuya indisciplina puede haber ido mucho más allá de un retraso puntual en un entrenamiento por quedarse dormido. En cualquier caso. Valverde ya le ha abierto la puerta otra vez tras dejarle en la grada contra el Betis: «Que tenga más continuidad depende de él, pero es buenísimo. Tiene personalidad, sangre fría y gol».

La sensaciones deportivas siguen sin ser positivas. El Barça no cayó en la trampa del Atlético de Simeone, agazapado a la espera de una contra letal, pero a cambio no arriesgó en ataque y apenas creó ocasiones. Todos dieron por bueno el empate final una vez que Diego Costa había logrado el 1-0 tras un córner. Pero volvió a quedar claro que falta fluidez en el juego y regularidad. El miércoles visita al PSV, ya con el pase a octavos en el bolsillo, pero con la intención de certificar el primer puesto del grupo.

 

Fotos

Vídeos