Medio once inicial del Atlético, con el futuro en el aire

Medio once inicial del Atlético, con el futuro en el aire

Godín y Filipe han decidido no renovar, Juanfran acaba contrato, Rodrigo es tentado por el City, Costa piensa en China y Griezmann sigue indeciso

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El Atlético tiene otras preocupaciones mayores a una posible sanción a Diego Costa, aunque trabaja en las alegaciones para evitar un severo castigo al delantero demostrando que las expresiones de Costa no iban dirigidas hacia el colegiado además de que la redacción del acta no es exacta. Y es la composición de su plantilla para la campaña 19/20. Muchos de sus futbolistas más importantes no tienen claro su futuro en la entidad.

Una vez confirmada la salida de Lucas Hernández al Bayern de Múnich por 80 millones de euros, la prioridad es resolver la permanencia de los futbolistas considerados imprescindibles para el octavo proyecto de Diego Pablo Simeone. El nombre marcado en rojo es Jan Oblak, piedra angular de la fortaleza defensiva y que está en el ojo de grandes europeos pese a que su cláusula es de 100 millones por su impresionante rendimiento en cada encuentro. La renovación más allá de 2021 es cuestión de días.

Una defensa casi nueva

Y eso que el esloveno no tiene claro qué compañeros tendré en defensa la próxima campaña. Ya sabe que Lucas no estará seguro y que tanto Diego Godín como Filipe Luis no han renovado porque han encontrado propuestas más interesantes que la del cuadro madrileño, que solo renueva de año en año a los jugadores de más de 30 años. En el caso del uruguayo es el Inter mientras que Filipe Luis tiene varias propuestas de diferentes ligas, la última reconocida por el propio Borussia Dortmund a través de su director general, Hans-Joachim Watzke.

«Si escuchas que un jugador así (Filipe) llega al mercado de forma gratuita, entonces al menos lo piensas. Y nosotros lo estamos contemplando» Hans-Joachim Watzke

Tampoco ha ampliado su contrato Juanfran Torres, que su preferencia es poder seguir en el Atlético. Lo mismo que José María Giménez, pese a que en los últimos meses se le ha vinculado con el Real Madrid. Los 150 millones en su cláusula de salida, unido a su contrato hasta junio del 2023, hacen casi imposible una salida al eterno rival. El uruguayo es por tanto el llamado a ser líder de una defensa en la que Stefan Savic y Santiago Arias tienen que dar un paso adelante al margen de la llegada de nuevos jugadores.

Koke, el referente

En el centro del campo Koke Resurrección, uno de los mejores pagados del plantel, es parte de esa espina dorsal central que desea el Cholo, ya que el resto de hombres no tienen tan claro su futuro en el club ya que manejan distintas ofertas.

No parece dispuesto a escucharlas, si nos atenemos a sus respuestas, Thomas Partey, que tras la derrota en el Camp Nou dijo sentirse muy a gusto como rojiblanco. «Yo estoy aquí, he crecido aquí y seguro que me quedó aquí. No sé dónde me van a entender mejor que aquí, estoy contento».

Más información

Su cláusula es 20 millones menor que la de Rodrigo (ahora de 70 millones aunque varía hasta 2023) un especialista deseado por Josep Guardiola y Txiki Begiristain. Aunque cuenta con Fernandinho para esa posición, el técnico catalán ve al madrileño como el ideal para jugar de pivote por delante de la defensa.

Rodrigo 70, Saúl 150

Su agente ha mantenido distintas reuniones con la entidad pero por el momento no han conseguido ni una ampliación del contrato firmado el pasado verano ni una mejora económica pese a que han informado de la disposición de los citizens de pagar el importe para liberar su actual acuerdo. Sería una operación más económica que la necesaria para sacar del club a Saúl Ñíguez, con contrato hasta 2026 y 150 millones de cláusula.

«Yo estoy aquí, he crecido aquí y seguro que me quedó aquí. No sé dónde me van a entender mejor que aquí, estoy contento» THOMAS PARTEY

Arriba todo son dudas. Pese a que Simeone mostró en público hace sólo unos días su interés en que Diego Costa siga en el club, el punta de Lagarto continúa meditando aceptar una de las suculentas propuestas que ha recibido de la Liga China. Su salida generaría ingresos que permitirían poder acometer alguna de las renovaciones en el centro del campo aunque debilitaría una línea en la que sólo Álvaro Morata, que llegó cedido del Chelsea en enero, parece tener segura su permanencia.

Griezmann, asumir galones o salir

Nikola Kalinic apenas ha contado con minutos desde que llegó mientras que Antoine Griezmann, renovado de manera multimillonaria el pasado verano, no termina de acallar los rumores sobre una posible salida a partir del 1 de julio, fecha en la su cláusula baja de 200 millones a 120. A En el club no gustó el nuevo coqueteo de su entorno con el Barcelona y de hecho quieren una muestra de que asuma los galones que le concede ser el mejor pagado de la plantilla. El futuro debe pasar por él pero si tiene dudas no se ve mal venderlo.