Análisis

El póker del perdón

Antoine Griezmann, desbordante de júbilo con sus cuatro goles al Leganés. /Reuters
Antoine Griezmann, desbordante de júbilo con sus cuatro goles al Leganés. / Reuters

«En la vida te puedes equivocar pero soy muy feliz en el Atlético», remarca Griezmann tras marcar siete goles en dos partidos antes de visitar al Barça

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

El Atlético anunció este jueves la renovación del centrocampista ghanés Thomas Partey hasta 2023, un año más del que tenía firmado, con una importante mejora salarial y un aumento de su cláusula de rescisión de 36 a 80 millones de euros, pero todo gira alrededor del francés Antoine Griezmann después de su póker de goles ante el Leganés y de su perdón, con matices, a la afición colchonera. A sólo tres días de un Barça-Atlético que puede decidir la Liga a favor de los culés o apretarla, el futuro del astro francés no se despeja.

Mientras la prensa deportiva catalana le viste de azulgrana para la próxima temporada y los madridistas reclaman al presidente Florentino Pérez que no mire hacia otro lado y acometa este fichaje, el Atlético y, sobre todo su entrenador, Diego Pablo Simeone, le dan cariño para que siga en un club que el pasado verano le elevó la ficha a 14 millones anuales y redujo su cláusula liberatoria a 100 millones, muy a tiro de los más grandes.

Más información

«Que la gente no se acostumbre a que meta tres o cuatro goles en cada partido. Estoy demostrando en el campo que quiero mucho a este club y a todos los compañeros. Estoy disfrutando en el Atlético y soy mucho feliz», enfatizó Griezmann, ya de madrugada, tras su exhibición frente al equipo de Asier Garitano.

Al preguntarle si había faltado al respeto a la afición al mandar callar a la gente o con declaraciones en el pasado reciente, Antoine mostró un tono conciliador: «Falta de respeto no creo. Respeto a la afición, a mis compañeros y al Cholo por todo el cariño que me han dado y por haberme llevado a ser el jugador que soy ahora», dijo. «Y, como en la vida, fuera de lo deportivo te puedes equivocar a veces y a veces no», añadió Griezmann, quien confesó que le «encanta recibir el cariño de la gente» y aseguró que siempre trata de dar lo mejor de sí mismo.

«Aquí, en el Atlético, estoy muy feliz, mi familia también y al final eso es lo más importante. Mi hija acaba de entrar en el cole, estoy disfrutando, sigo mejorando en el fútbol, pero tengo mucho que aprender todavía del Cholo y de mis compañeros y ojalá podamos seguir estando cerca del Barcelona», prosiguió en su conferencia de prensa, expresivo como pocas veces. ¿El Barça? «Tengo muchas ganas de marcar un gol en el Camp Nou (nunca lo ha hecho con el Atlético) y de celebrarlo».

La estrella de Macon no le cierra al Atlético las puertas de un futuro que ni mucho menos aclara. «Estoy muy concentrado en intentar hacer algo grande con mi club y mi selección. Estoy muy metido en esos dos papeles. Quiero disfrutar de aquí y de mi selección, de la Liga, la Liga Europa y el Mundial. No pensar más allá de lo que puede pasar. Tampoco diciendo eso significa que me vaya a ir, porque llevo cuatro años diciendo lo mismo y sigo aquí», zanjó.

Autor de siete goles en los últimos dos partidos y brutal desde que le acompaña Diego Costa en 2018, con 13 dianas y cinco asistencias en los 13 partidos disputados entre todas las competiciones, Griezmann llega pletórico a su cita del domingo ante Leo Messi. Sin embargo, no cree que viva su mejor momento de rojiblanco. «He tenido mejores partidos y mejores días, pero ojalá pueda mejorar y hacer el mismo año que en la pasada Eurocopa, en la que estaba disfrutando como lo hago ahora».

 

Fotos

Vídeos