Análisis

Atropellados en los inicios

Los jugadores del Real Madrid, cariacontecidos en el Ramón Sánchez-Pizjuán. /Cristina Quicler (Afp)
Los jugadores del Real Madrid, cariacontecidos en el Ramón Sánchez-Pizjuán. / Cristina Quicler (Afp)

El Real Madrid, antes de otro duelo de altura, analiza las razones de la primera derrota de los blancos en Liga en el que volvieron a pagar caro la actitud con la que comienzan los partidos

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Antes de que se hubiesen jugado 30 segundos al Real Madrid ya le habían creado una ocasión en Sevilla. Lo mismo pasó en Tallin pero Diego Costa acertó con su derechazo al palo corto del portero y André Silva se encontró con el lateral de la red. «La concentración esta a tope, no sé qué pasa, igual hay que arrancar con más intensidad, pero tampoco creo que sea eso. Llegaron con un poco más de intensidad y nosotros no pudimos igualarlo. Los goles son un poco errores nuestros y el segundo es un poco mala suerte, yo lo paro bien y el rechace le cae a André Silva», acertó a decir Thibaut Courtois. Y es que de nuevo el equipo blanco volvió a evidenciar una falta de tensión en el inicio de partido como sucedió en Girona o Bilbao. «Han salido bien, recuperando rápido la pelota y nos han hecho mucho daño. Han tenido mucha efectividad, y esto puede suceder a este nivel», dijo Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

Una ocasión del Sevilla a los 15 segundos y después una exhibición del Sevilla que con mayor velocidad y concentración encontró pasillos por todos los lados. La manera tan fría en la que salió el Real Madrid al partido realmente es una tara que ya viene de lejos, porque no es cosa que suceda solo con Julen Lopetegui al frente del equipo. La más recordada es la vivida ante la Juventus en la vuelta de los cuartos de la Champions en el Santiago Bernabéu o el sufrimiento similar vivido ante el Bayern. «Es muy sencillo. Creo que en la primera parte hemos regalado 45 minutos y sabemos que aquí hay un rival muy difícil. Si regalas 45 minutos pasa lo que ha pasado, que pierdes 3-0. La charla en el descanso fue muy sencilla. Sabíamos que había regalado 45 minutos y que en la segunda parte había que intentarlo, pero en este campo, con la afición y tal, es muy difícil», aseguró Casemiro, muy enfadado tras la derrota.

Julen Lopetegui había llegado a ese mismo análisis sin llegar a la caseta viendo el primer tiempo horrible, sin tensión ni remate de los suyos. «Hemos hecho un mal inicio de la primera parte donde han hecho dos goles y eso ha marcado el devenir del partido. No hemos estado a la altura», dijo antes de explicar lo que intentó en la segunda mitad cambiando el sistema del equipo para evitar tantas pérdidas de balón. «En la segunda parte buscábamos ir al ataque de otra manera. No lo hacemos normalmente pero hemos necesitado eso», expresó el técnico vasco, consciente de que tras marcar 10 goles en las primeras tres jornadas, ahora llevan sólo dos en las tres últimas.

Más información

¿Qué ha pasado en este Madrid que fue una apisonadora ante la Roma y en los primeros 20 minutos generó hasta ocho opciones de gol? La mayor parte del mérito, conviene no olvidarlo, lo tiene el Sevilla, al que Zidane no pudo ganar en tres visitas (dos en Liga y una en Copa) y que le ha tumbado seis veces en siete años. El miércoles el equipo de Pablo Machín agobió al Madrid como nunca, haciéndole sentir incómodo (97 pérdidas). En Valdebebas analizan lo sucedido mientras desde fuera les acusan de ser un problema de concentración, aunque los blancos no encajaban un 3-0 al descanso desde la histórica noche copera ante el Alcorcón (09-10), e incluso lo achacan a los premios 'The Best'. Ha perdido los tres partidos que ha disputado tras la entrega del trofeo. «Yo a las 4.00 ya estaba durmiendo, descansé bien, entrené muy bien... El partido lo preparamos bien y no es una excusa la gala, porque además solo fuimos cinco jugadores. No es excusa», dijo algo serio Courtois tras el 3-0 en el Pizjuán. «La Gala The Best no ha condicionado este partido», afirmó sin dudar un Marcelo que volvió a quedar señalado en los goles y que para colmo terminó lesionado.

De puertas para afuera el club transmite confianza, aunque en la cúpula ya hay ciertos nervios. Butragueño dejó claro que el equipo debe mantener la calma. «Cuando perdemos es cuando más unidos hay que estar. Ganamos todos y perdemos todos. Hay que tener siempre mucha calma y mucha cautela en el fútbol. Obviamente no estamos contentos pero hay que empezar a pensar en el partido del sábado. Somos el Real Madrid y hay que levantarse», declaró el mandatario. Casemiro dejó claro que será vital «conseguir los puntos» el sábado en el Bernabéu, partido en el que podría estar un Dani Carvajal que ya se entrena. «Cada partido es diferente, pero sabemos que contra el Atlético de Madrid hay que sumar puntos. Es un gran rival y vamos a necesitar el apoyo de nuestra afición», dijo.

El partido será especial para Courtois, que podría estar en el centro de todas las miradas. «Un derbi siempre es un partidazo, un partido muy complicado y no quieres perderlo. La presión siempre existe en estos partidos y eso no cambia por haber perdido. Ahora hay que levantarse, preparar el partido y ganar». Una derrota ante su vecino no sólo provocaría sofocos clasificatorios, el Atlético está a dos puntos (11 por 13 de los blancos), sino que provocaría un debate de rendimiento ante los rivales de entidad tras no ser capaces de ganar el derbi continental de Tallín, en San Mamés y en Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos