Jornada 35

El Villarreal golea camino de Europa

Carlos Bacca celebra uno de sus tres goles al Celta. /EFE
Carlos Bacca celebra uno de sus tres goles al Celta. / EFE

El colombiano Bacca logra un triplete ante el Celta, que necesitaba la victoria en el Estadio de La Cerámica

EFEVillarreal/Vigo

El Villarreal se impuso por 4-1 al Celta de Vigo en un encuentro espectacular, en el que el gran protagonista fue el ariete colombiano Carlos Bacca, que firmó un triplete en el primer tiempo, que deja al equipo castellonense más cerca de jugar la Liga Europa y a los gallegos con pocas opciones.

Ambos equipos jugaron un encuentro a tumba abierta, con múltiples llegadas y ocasiones de gol para ambos equipos, si bien las más claras y numerosas fueron para el Villarreal, que destrozó la errática defensa adelantada del Celta y pudo conseguir una goleada escandalosa de haber tenido un poco más de acierto.

El partido comenzó trepidante y con polémica, ya que cuando apenas había transcurrido un minuto de juego, el meta local Asenjo cometió penalti sobre Wass, aunque el árbitro sacó la falta al borde del área, en una acción que se inició con un fuera de juego que no vieron ni el asistente ni el colegiado.

4 Villarreal

Asenjo, Mario Gaspar, Álvaro, Víctor Ruiz, Rukavina; Rodri, Manu Trigueros, Castillejo, Raba (Fornals, m.59), Cheryshev (Sansone, m.85) y Bacca (Unal, m.77).

1 Celta

Sergio, Hugo Mallo (Tucu Hernández, m.74), Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Jazabed (Emre Mor, m.83), Lobotka, Brais Méndez (Boyé, m.68), Sisto, Wass y Maxi Gómez.

GOLES:
1-0, m.13: Bacca. 1-1, m.34: Sisto. 2-1, m.35: Bacca. 3-1, m.38: Bacca. 4-1, m.92: Castillejo.
ÁRBITRO:
Alberola Rojas (Comité Castellano-Manchego). Amonestó por el Villarreal a Trigueros y Castillejo.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente la jornada 35 de Liga, disputado en el estadio de La Cerámica ante 14.135 espectadores

Esta acción pareció espolear el ánimo de ambos conjuntos que ofrecieron en los primeros minutos unas alternativas continuas, con rápidas y peligrosas acciones hacia una y otra área.

Así, Maxi Gómez probaba a Asenjo y en la siguiente acción una remate del central Álvaro, tras un saque de esquina, lo sacaba la zaga céltica en la línea de gol.

En el carrusel de ocasiones, Bacca estrellaba el balón en el larguero poco después. No perdonaría el ariete poco después, cuando aprovechó un error de Hugo Mallo, para hacerse con el balón en el área y con habilidad regateó al portero para marcar el 1-0.

A la media hora, Raba falló una clamorosa ocasión de gol, tras una gran contragolpe guiado Cheryshev y apenas un par de minutos después empataba el Celta, tras un disparo de Sisto que contó con la colaboración inesperada del meta Asenjo.

Apenas pudo disfrutar el Celta de la igualada, ya que el Villarreal se desató con furia en ataque y desarboló al conjunto vigués. En apenas tres minutos, Bacca marcó por partida doble, firmado un triplete que incluso pudo ser un póquer de goles, de no ser por una espectacular mano de Sergio.

El colombiano deshizo el empate apenas un minuto después del gol del Celta, tras un rápido contragolpe, en el que el ariete colombiano arrancó en fuera de juego.

El Villarreal cogía una y otra vez la espalda a la adelantada defensa visitante, y una galopada de Raba acabó con un centro al segundo palo para que Bacca marcara a placer el tercero.

El Celta estaba grogui y sobrevivió como pudo hasta llegar aliviado al descanso sin que el cuadro de Calleja ampliara aún más su renta.

En la reanudación, el partido arrancó de nuevo revolucionado. Raba perdonaba el cuarto y un minuto después, Sergio Asenjo sí que se mostró esta vez acertado tras un nuevo disparo de Pione Sisto, el mejor jugador del Celta en el partido.

Con el paso de los minutos, ambos equipos parecieron darse un respiro y bajaron las revoluciones de su juego. El Celta dominaba pero el Villarreal se refugiaba bien en defensa, sin conceder ocasiones, y buscando un contragolpe que sentenciara.

Unzué arriesgó con los cambios ofensivos en busca de un gol que les metiera en el partido, pero fue el Villarreal el que pudo marcar en los minutos finales, con Cheryshev de protagonista, pero el hispano-ruso falló en la definición primero y luego fue el poste el que evitó el gol. En la última acción del partido, un nuevo contragolpe permitió a Castillejo marcar el 4-1 definitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos