Jornada 28

Vuelve la flor de Zidane

Zinedine Zidane, durante el partido contra el Celta. /Susana Vera (Reuters)
Zinedine Zidane, durante el partido contra el Celta. / Susana Vera (Reuters)

El gol de Isco llegó cuando el técnico francés ya tenía decidido sustituir al malagueño defenestrado por Solari

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Volvió Zinedine Zidane y volvió su flor. Cuando el técnico francés ya tenía decidido retirar a Isco pasada la hora de juego, llegó el gol del centrocampista del Real Madrid, sustituido inmediatamente después de abrir el marcador y despedido con una gran ovación por el Bernabéu, a quien devolvió los aplausos el malagueño que fue defenestrado por Santiago Solari. Zidane apostó de inicio por los cinco futbolistas con los que no contaba el entrenador argentino y al francés le respondieron todos ellos, para alegría del madridismo. Isco, con un gol en posición de delantero centro; Keylor Navas, con un paradón al cuarto de hora; Marcelo, con sacrificio en defensa, peligro en ataque y una asistencia; y Bale, con el espíritu recuperado, trabajador en la recuperación y principal referencia ofensiva, con otro tanto tras un disparo al larguero en el primer tiempo.

También Marco Asensio, que gracias a la lesión de Vinicius regresó a la titularidad en el reestreno de Zidane, estaba obligado a dar un paso adelante y brilló de nuevo ante su afición, sobre todo con la gran jugada que protagonizó en el gol de Isco en el que participó también Benzema. Asensio también ha resucitado con Zidane, que ha devuelto la ilusión al madridismo después de tantísima decepción.

En los prolegómenos del partido ya fue Zidane quien se llevó la mayor ovación del Bernabéu cuando se anunció por megafonía el nombre del entrenador. Los seguidores del Real Madrid recompensaron entonces a Zidane con un atronador recibimiento por haber aceptado regresar al banquillo y comenzar un nuevo proyecto, recuperando a jugadores que habían sido apartados por Solari y se han transformado a las órdenes del francés.

Zidane hizo pleno con su repóker de apuestas titulares, olvidándose del pasado y dando oportunidad desde el principio a futbolistas a los que ahora vuelve a agarrarse la afición madridista, aunque el futuro de Bale, muy cotizado en Inglaterra, esté más lejos del club blanco. Marcelo también parece apuntar a la Juventus, pero la continuidad de Isco ya se puede dar por segura con la contratación de Zidane, que también quiso dar minutos en su regreso a Ceballos y Mariano, aparte de a Valverde. Con Zidane, el jugador nacional vuelve a tener protagonismo en el Real Madrid.

Más información