Rusia 2018

Una capitanía de talla 'Mundial'

Sergio Ramos celebrando un gol/Reuters
Sergio Ramos celebrando un gol / Reuters

Los líderes de las 32 selecciones esperan hacer historia en Rusia

MELISA CABALEIROMadrid

Resta menos de una semana para que dé comienzo la gran cita futbolística que reúne a hijos, padres y abuelos frente al televisor con el objetivo de preocuparse sencilla y llanamente de un solo asunto: el fútbol. Un total de 736 jugadores, repartidos en 32 selecciones, harán las delicias de los amantes del 'deporte rey'. La responsabilidad de todo un país sobre los hombros de estos futbolistas, aunque ese peso se haga más intenso en el caso de los capitanes. Porque ser el líder de una nación no es cuestión solo de llevar un brazalete; ser capitán constituye un honor, pero también un desafío y una responsabilidad.

En esta edición, la número 21 en la historia de la Copa del Mundo, hay capitanes de todo tipo. Los hay jóvenes, como es el caso de Harry Kane, que con apenas 24 años y tras una fantástica temporada en el Tottenham (37 goles en 44 partidos durante este curso) ha sido elegido como capitán de Inglaterra, aunque ya ejerció como tal en un partido de clasificación para el Mundial contra Escocia. También los hay más 'añejos', como el capitán de Egipto, Essam El-Hadary. Para el egipcio, la experiencia es un grado. A sus 45 años, el guardameta puede convertirse en el jugador más veterano que disputa una Copa del Mundo, batiendo la marca establecida en Brasil 2014 por el colombiano Faryd Mondragón. Este no sería el primer récord del portero egipcio, que ya se convirtió, durante la pasada edición de la Copa de África, en el futbolista más veterano en disputar esa competición (con 44 años).

Distinta veteranía

Hay grupos de edades con más número de capitanes que otros. En cabeza, el 'club de los 32', con un total de nueve futbolistas. Algunos de renombre, como el uruguayo Diego Godín, el español Sergio Ramos, el croata Luka Modric, el alemán Manuel Neuer o el colombiano Radamel Falcao. También forman parte el costarricense Bryan Ruiz, el serbio Aleksandar Kolarov, el ruso Igor Akinfeev o el saudita Osama Hawsawi. Estos últimos, futbolistas quizá menos conocidos para el público general, pero con grandes historias que les respaldan y les han llevado a lo más alto con sus combinados nacionales, en donde se mantienen a día de hoy.

Destacan anécdotas como la de Bryan Ruiz, que dio sus primeros pasos en el fútbol gracias a 'Los Nietos del Abuelo', un equipo amateur de su natal San Felipe de Alajuelita; o, la del saudita Osama Hawsawi, que solo ha salido una vez de su país como futbolista. Fue en el año 2012, cuando probó fortuna en el Anderlecht, club en el que apenas jugó dos partidos y no marcó ningún gol.

Un año menos que el grupo anterior -31 años-, tiene el segundo bloque más poblado de capitanes: cinco en total. El iraní Ashkan Dejagah, el marroquí Medhi Benatia, el nigeriano John Obi Mikel, el francés Hugo Lloris y el mexicano Andrés Guardado. Tan solo un europeo en este grupo, el guardameta del Tottenham Hugo Lloris, que ya participó como titular en las ediciones mundialistas de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. En 2010, el combinado francés no fue capaz de pasar la fase de grupos; mientras que hace cuatro años alcanzaron los cuartos de final, ronda en la que cayeron ante la poderosa Alemania, que se llevaría ese año el título.

Selecciones expertas y debutantes

Entre el capitán más joven -el inglés Harry Kane- y el más veterano -el egipcio Essam El-Hadary-, se encuentran toda una serie de nombres propios: el belga Eden Hazard (27 años), uno de los tres capitanes con menos edad del torneo; Robert Lewandowski, que a sus 29 años disputa su primer Mundial (Polonia no acudió a las citas de 2010 y 2014) y constituye la máxima esperanza de todo un país que se aferra a su capacidad goleadora (36 goles en 42 partidos con el Bayern de Múnich esta temporada); el argentino Leo Messi (30 años) o el portugués Cristiano Ronaldo (33 años). Estos dos últimos deberán gastar todos sus cartuchos por hacerse con este Mundial, que podría ser el último para los dos grandes cracks del fútbol internacional.

Selecciones con galones como Argentina o Portugal y otras que vivirán en Rusia su primera experiencia mundialista, como es el caso de Panamá. Sensación especial la que vivirá su capitán, Felipe Baloy, que a sus 37 años nunca había sido partícipe de una cita como esta. El defensa será el segundo capitán de mayor edad de una competición en la que todo el planeta tendrá puestas sus miradas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos