A dos días del clásico

Diez detenidos en una operación contra la falsificación masiva de entradas en el Camp Nou

Diez detenidos en una operación contra la falsificación masiva de entradas en el Camp Nou

Ocho empresas están bajo sospecha por duplicar los códigos de los abonos de los socios, que cedían sus carnets para la reventa

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Efectivos de la Guardia Civil han desatado esta mañana una gran operación contra el fraude de entradas para asistir a partidos en el Camp Nou. Según fuentes de la investigación, ocho empresas, todas radicadas en Barcelona, están en bajo sospecha por haber supuestamente falsificado millares de entradas al duplicar los códigos de los tickets de los socios, que se avenían a ceder sus abonos para la reventa, aunque luego eran clonados.

Los operativos de esta denominada 'operación Duarte', que han practicado diez detenciones y nueve registros, insisten en que todo este sistema se hizo sin el conocimiento del FC Barcelona, que sería el principal perjudicado del fraude. Los investigadores creen que el fraude, investigado por el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona y la Fiscalía Anticorrupción, podría haber generado unas pérdidas que superarían ampliamente el millón de euros.

El modus operandi, en esencia, era usar duplicar códigos de abonados del Barça (cada socio tienen un cógido QR en su carnet) para fabricar entradas que pasaban los controles de seguridad de la entidad, que fía todos sus sistemas a estos códigos unipersonales.

La operación se ha realizado dos días antes del clásico en el Camp Nou entre el Barça y el Real Madrid. Precisamente, esta investigación arrancó en otro clásico a instancias de la Fiscalía Provincial de Barcelona por la detección de 2.822 entradas falsificadas para el partido del Fútbol Club Barcelona contra el Real Madrid que tuvo lugar el pasado 6 de mayo. Entonces, el club ya abrió una investigación para determinar si los socios habían cedido sus códigos a las empresas o éstas se los habían usurpado.

Captaban abonados para aprovecharse de sus carnets

La tesis principal de los investigadores es que los socios implicados habrían cedido sus abonos a las empresas para la reventa, algo ilegal en cualquier modo, sin pensar que esta cesión iba a facilitar a las compañías la clonación de sus abonos.

«Las empresas captaban a socios abonados que cedían sus carnets para posteriormente utilizar el código QR que aparecía en el carnet del socio y así crear una entrada falsificada. Estas entradas fueron vendidas a altos precios a distintos espectadores y detectadas cuando acudieron al estadio con la entrada falsificada», ha explicado la Guardia Civil en una nota.

En esta fase de la investigación –según el instituto armado- se pretende determinar «el grado de connivencia e implicación de las personas participantes en las empresas y si conformaban una organización criminal, captando abonados para aprovecharse de sus carnets para generar entradas falsas».

La operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, continúa abierta previéndose nuevas detenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos