Europeo de atletismo

Hortelano abandera en Berlín a una generación ilusionante

Bruno Hortelano, tras ganar el oro en el pasado Europeo /AFP
Bruno Hortelano, tras ganar el oro en el pasado Europeo / AFP

España lleva al Europeo a la expedición más numerosa de su historia, con 96 atletas, y confía en «llegar a las diez medallas» por primera vez desde 2006

MIGUEL OLMEDAMadrid

La Federación Española de Atletismo ya piensa en clave alemana. Después de un Campeonato de España para el recuerdo, celebrado el pasado fin de semana en Getafe, el comité técnico hizo pública este martes la selección definitiva para el Europeo de Berlín, que dará comienzo el próximo 6 de agosto. El escenario para la presentación del equipo nacional no quedó al azar: frente a la miniatura de la Puerta de Brandenburgo que luce en el Parque Europa de Torrejón de Ardoz.

Allí reveló Ramón Cid los nombres de los 96 atletas que defenderán los colores rojigualda sobre el tartán berlinés. Una delegación, la más numerosa de la historia, que comandará como jefa de expedición una leyenda como Ruth Beitia y que liderará otro mito, Bruno Hortelano, en la pista.

El plusmarquista nacional de 100, 200 y 400 metros defenderá su corona de campeón de Europa del doble hectómetro en la mejor forma de su vida, después de volver a batir su propio récord de España el pasado domingo rozando la barrera de los 20 segundos (20.04). También sumará en el relevo 4x400, otra de las grandes opciones de medalla de la selección presidida por Raúl Chapado.

«Es el momento del atletismo español, de una generación nueva que atrae a los aficionados, tanto en las gradas como en la televisión», aseguró el máximo dirigente de la RFEA. «El Europeo de Berlín es la competición más importante para España en muchos años», añadió, ya que «la mayoría de los atletas que estarán en los Juegos de Tokio 2020 ya están en este equipo». Un conjunto, según Chapado, que «ha demostrado que compite con el corazón, por encima del talento y los recursos, irreverente ante los límites». Sobre todo, una selección ilusionante.

Por eso mismo, el director técnico Ramón Cid aventuró un botín de al menos diez medallas, que sería el mejor resultado español desde Goteborg 2006, con once preseas, y el tercer mejor de todos los tiempos: «El ránking europeo te marca mucho las opciones. Venimos de ocho medallas en Ámsterdam. El objetivo es competir y, como consecuencia, ganar medallas. Creo que tenemos quince opciones, pero no todas cristalizan. Aun así, creo que podemos superar el bagaje de las últimas ediciones, llegar a las diez medallas. Y como equipo, el objetivo es quedar quintos».

Un abanico de opciones

Hortelano lidera las opciones en 200 y 4x400, donde él y Óscar Husillos son segundo y tercero del ranking continental, mientras que Lucas Búa es octavo y Samuel García, decimotercero. Husillos, además, parte como favorito al oro individual junto al británico Matthew Hudson-Smith.

Entre los 52 hombres que viajarán a Berlín, también confían en subir al podio los ochocentistas Saúl Ordóñez -que batió el récord de España el pasado viernes en Mónaco- y Álvaro de Arriba. El berciano lidera la clasificación anual europea, mientras que el salmantino es noveno pero llega en un gran momento tras proclamarse campeón nacional el domingo, y ha demostrado competir con garantías ante rivales de la talla del francés Bosse, el polaco Kszczot y el inglés Wightman, los tres 'cocos' del campeonato.

Orlando Ortega en 110 vallas, Fernando Carro en 3.000 obstáculos, Toni Abadía en 5.000, Adel Mechaal en 5.000 y 10.000 y Javi Guerra en maratón, son otras de las grandes bazas masculinas de la delegación española.

Entre las femeninas, con 46 atletas en liza, Ana Peleteiro se erige como la gran favorita para morder metal en triple salto, aunque tendrá que rayar a su mejor nivel como en el pasado Campeonato de España, donde logró su marca personal con un intento de 14.55 metros. Menos opciones, no por falta de nivel propio sino por el altísimo de su concurso, tendrá Juliet Itoya, que ha 'volado' en la longitud por encima de 6.80 metros tres veces esta temporada, aunque en dos de ellas el viento era ligeramente excesivo.

Sí que confía en ganar medalla, aunque ya no compita, Ruth Beitia. «Espero traerme mi cuarta consecutiva, esta vez ayudando a transmitir los valores y la experiencia que he acumulado en estos años. Ganar es volver con la satisfacción de haber competido al máximo y de haber representado a nuestro país», aseguró frente a la 'otra' Puerta de Brandenburgo. Palabra de la única española con un oro olímpico en su vitrina, garantía de éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos