Moto GP

Rins: «He ganado a Valentino, es increíble, era mi ídolo de niño»

Alex Rins./Efe
Alex Rins. / Efe

'En 2013 gané, en 2016 volví a ganar aquí'. No se lo dije a los japoneses, pero lo pensé«, reconoció el barcelonés tras su triunfo

BORJA GONZÁLEZAustin

Marc Márquez estaba por primera vez serio en Austin, donde Álex Rins también disfruta. No tan a menudo, pero sí cada tres años. «Estoy muy feliz, tanto que no tengo palabras. Suzuki hizo una gran labor estos años. Me siento al máximo. He ganado a Valentino, es increíble, era mi ídolo de niño. En unos días no se pasará esto», explicó en DAZN. «Lo he soñado muchas veces. Ya tuve una anécdota. Al llegar, pensé: 'En 2013 gané, en 2016 volví a ganar aquí'. No se lo dije a los japoneses, pero lo pensé. Suzuki se lo merecía», dijo recordando que Estados Unidos es un lugar especial para él. «Me gusta América».

«La gente dice que es fácil ir con la Suzuki, pero conseguir ese plus es difícil»

Rins recordó la carrera, que supuso su primer triunfo en MotoGP. «Nos hemos defendido muy bien. En entrenamientos no me encontraba tan bien. Salimos más adelante que otras veces. Sabía que éramos algo más fuertes en las enlazadas», antes de detallar cómo fue su pelea con Rossi. «Ha habido un momento que me he ido largo en la 11 y cuando me he girado he pensado: 'o se ha ido o se fue largo conmigo'. Supe mantener la calma».

Rossi: «El error de Márquez abre mucho el campeonato»

Valentino Rossi estaba contento tras volver a ser segundo y sigue sin conseguir una victoria desde Assen 2017. «No he podido ganar hoy, pero la cosa positiva es que hemos estado fuertes en las tres carreras. Aquí he ido fuerte desde el principio, me he intentado enganchar a Marc, pero no he podido seguirle. Márquez tenía algo más y por eso se ha escapado. Pero estar detrás de Marc me ha venido bien y ha demostrado que la estrategia era la buena. Ha sido un fin de semana sólido. Me he sentido bien desde que hemos empezado hasta el final. Marc ha ido muy fuerte, pero su error ha abierto mucho el campeonato. Me siento metido en la pelea por el título. He cometido un par de errores en la frenada. Podría haber ganado, pero Rins ha estado muy bien. Jerez será una prueba de fuego para la Yamaha porque hemos sufrido mucho en 2017 y 2018».

El barcelonés se mostró eufórico y no ocultó que la felicidad en el equipo es total. «Desde el primer momento he creído. Gracias a los que me apoyaron. La gente dice que es fácil ir con la Suzuki, pero conseguir ese plus es difícil. Kevin estaba súper feliz, le he abrazado. Es un 'feeling' increbile, no se puede explicar», explicó.

Después no tuvo reparos en hablar del título, ahora que es tercero en la general. «Los resultados lo están demostrando. Si estamos listos, ¿por qué no? Llegamos a Europa a circuitos que me gustan».