Los autónomos echan el freno por primera vez desde la recuperación

El comercio es el sector que está a la cabeza de las pérdidas en este colectivo./Archivo
El comercio es el sector que está a la cabeza de las pérdidas en este colectivo. / Archivo

En el primer trimestre del año se pierden 585 cotizantes en el RETA por la fuerte caída en el sector del comercio y el descalabro en Cataluña

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El año no ha empezado con buen pie para los autónomos, que han visto cómo la cuota que han de pagar a la Seguridad Social se ha elevado en más de cinco euros al mes -aunque a cambio tienen mejores prestaciones- y, ahora, cómo el colectivo ha experimentado el primer retroceso desde el inicio de la recuperación, según los datos difundidos hoy por la federación de trabajadores autónomos ATA. Y es que en este primer trimestre el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha descendido en 585 hasta situarse en los 3.254.078 en marzo de 2019. Se trata de la primera caída en los últimos cinco años y contrasta con el fuerte crecimiento que registró un año atrás, cuando ganó 25.722 cotizantes.

Esta bajada es consecuencia de un menor emprendimiento masculino, mientras que cada vez más mujeres deciden poner en marcha su propio negocio, convirtiéndose en el gran motor del empleo por cuenta propia, algo que puede estar en motivado por el elevado paro femenino que hay, el segundo más alto de Europa y 3,4 puntos por encima del masculino. Así, mientras las mujeres autónomas aumentaron en 930 en los tres primeros meses del año, a un ritmo del 1,1%, el número de hombres bajó en 1.515.

El comercio es el principal responsable de esta caída del emprendimiento en España, un sector que está en horas bajas, afectado por la irrupción de los grandes gigantes del comercio electrónico, y cierra el trimestre con un descenso de 5.272 autónomos. Pero también se destruyó empleo por cuenta propia en la industria (con 4.616 autónomos menos) y agricultura (187 menos). Por el contrario, el resto de sectores sí se encuentra en positivo, con la construcción a la cabeza (2.640 nuevos autónomos), y seguido de la educación (1.748 cotizantes más) y actividades sanitarias (836 más).

Cataluña, a la cabeza de las pérdidas

Diez comunidades perdieron autónomos en los tres primeros meses del año, siete más que en 2018. Pero el gran ejemplo del frenazo experimentado en 2019 es Cataluña, algo que puede estar influido por el conflicto independentista: si el año pasado era una de las autonomías que lideraba el crecimiento de este colectivo y sumaba 3.059 cotizantes en el RETA, este 2019 cuenta con 1.569 menos. Más concretamente, Barcelona ha pasado de sumar 2.244 emprendedores en 2018 a perder 888.

Otras comunidades en las que se han dado la vuelta los datos son Galicia y Castilla-La Mancha, que el año pasado terminaron en positivo con 130 y 526 nuevos afiliados, respectivamente, mientras en 2019 han pasado a negativo con una pérdida de 989 autónomos en Galicia y 871 en la región manchega.

«Los datos muestran claramente un frenazo en la creación de empleo autónomo», se lamentó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que urgió a llevar a cabo medidas que fomenten el emprendimiento, ayuden a la creación de empleo y a consolidar las actividades.

Temas

Reta