El Banco de España pide «no hacer demagogia» con la subida de las pensiones

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde./Efe
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. / Efe

El gobernador de la entidad, Luis María Linde, advierte que para mantener el sistema hay que reducir gastos o aumentar ingresos

DAVID VALERAMadrid

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, pidió a los partidos «no hacer demagogia» con el problema de las pensiones, aunque admitió la necesidad de «tomar medidas» para garantizar la sostenibilidad del sistema. En este sentido, el responsable de la entidad resumió este viernes que «o bien se reducen gastos, o se aumentan los ingresos o una mezcla de ambas cosas». En este sentido, Linde explicó que la subida de estas prestaciones ligada al IPC contemplada en los Presupuestos (un alza del 1,6%) es «sostenible si hay financiación». Es decir, si aumentan las cotizaciones o los impuestos para sufragar ese mayor gasto, algo que ya defiende el organismo en su último informe anual publicado esta semana.

«Cada vez que alguien defiende una subida de pensiones hay que explicar cómo se financian», insistió Linde en su intervención en una jornada informativa organizada por 'El Independiente'. Las medidas recogidas en las cuentas pública implican un incremento de unos 6.500 millones en las partidas de las pensiones (4.000 millones por la entrada de nuevos beneficiarios y el resto correspondiente a las revalorizaciones).

Precisamente, para elevar los ingresos el Gobierno propone crear un impuesto a los servicios digitales (la denominada 'tasa Google' con el que pretende recaudar 600 millones este ejercicio. Un gravamen sobre el que el Banco de España no se ha pronunciado. Sin embargo, Linde, cuyo mandato concluye el 8 de junio, se mostró en contra de un impuesto a la banca para costear las pensiones como proponen algunos partidos. «Creo que el impuesto a las instituciones financieras no es una solución. Eso provoca distorsiones en el sistema bancario», señaló. Linde afirmó que esa medida «podría considerarse» si ese gravamen se aplicara a nivel europeo, algo que estimó «no va a pasar». Por ese motivo consideró que una actuación unilateral de un país «no tendría buenos resultados».

Por otra parte, Linde reconoció que los salarios se han revalorizado de forma «escasa», pero sostuvo que la subida de las retribuciones depende de la «productividad» de cada compañía. «Un problema que tenía la fijación de salarios hasta la reforma laboral es que la subida se tomaba independientemente de la situación financiera de la empresa», resaltó para defender la normativa aprobada por el Gobierno. En cualquier caso, el gobernador destacó que uno de los retos que quedan pendientes de la crisis es reducir la «inaceptable» tasa de paro.

     

Fusiones bancarias

     

Asimismo, el gobernador admitió que se ha producido una mejora en el sistema financiero, que ahora es «más solventes» y con unos ratios de capital mejores. Sin embargo, Linde alertó que todavía se está «lejos» de resolver el problema de los activos dudosos. También consideró necesario avanzar en la «rentabilidad» de las entidades financieras. En este sentido, el responsable del organismo insistió en que «aún existe margen» para una mayor concentración del sector y relativizó que cinco grandes bancos controles ya el 81% del mercado nacional. «En España hay una competencia interesante entre nuestras entidades», recordó para justificar nuevas fusiones.

Por último, Linde negó que la subida del precio de la vivienda que se está registrado entrañe el «peligro» de crear una nueva burbuja. En su opinión, ese alza se debe a que los precios habían «bajado mucho» y además señaló que la concesión de créditos no está en los niveles anteriores a la crisis. «No hay burbuja ni síntomas de ello», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos