Destapado el mayor fraude del IVA de los carburantes, que superaba los 150 millones

Agentes de la Guardia Civil durante la operación. / GC

En la 'operación Drake' se han detenido a 21 personas y se han incautado dos barcos, 61 coches de alta gama, 2 millones de litros de combustible y bloqueado más de 300 cuentas bancarias

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las dos mayores tramas empresariales dedicadas a la venta al por mayor de hidrocarburos defraudando el impuesto del IVA masivamente han sido desmanteladas «por completo» este jueves en la llamada 'operación Drake' iniciada en 2015 conjuntamente por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria.

Entre ambas organizaciones habían defraudado a las arcas públicas más de 150 millones de euros al dejar de pagar el IVA a Hacienda a pesar de habérselo repercutido a sus clientes, lo que les hacía obtener importantes beneficios. Según las pesquisas, centraban su actividad en la venta al por mayor de combustibles mediante empresas instrumentales y testaferros. Estos hidrocarburos los vendían a gasolineras de todo el territorio nacional a un precio ligeramente más bajo que los distribuidores legales, con lo que solían colocar toda su mercancía fácilmente.

La macrorredada que ha descubierto un entramado de 300 empresas, se ha saldado con 21 personas detenidas -tras investigar a más de 100-, en su mayoría de nacionalidad española. Además la Guardia Civil ha intervenido 2 millones de litros de combustible que acaban de llegar a puerto, 61 coches de alta gama, dos barcos de lujo y se han blanqueado más de 300 cuentas bancarias y 155 inmuebles valorados en 50 millones de euros.

Exigían el IVA pero no lo declaraban a Hacienda

Así, aunque las organizaciones exigían a sus clientes el pago del IVA sin retraso, ellas no ingresaban esa cantidad a Hacienda o lo hacían en cantidades simbólicas declarando un volumen de venta inferior al real, y para justificarse ante sus clientes emitían facturas falsas. Los investigadores calculan que de esta forma llegaban a facturar «miles de millones de euros en solo un año».

Aunque aún no se ha cuantificado el valor total de las incautaciones, una primera aproximación lo cifra en 4 millones de euros en combustible, 150 millones los inmuebles blanqueados, 5 millones los vehículos de alta gama. A esto habría que sumarle más de 1 millón de euros en metálico y lo que hubiera en las más de 300 cuentas corrientes embargadas.

Las Cuatro Torres de Madrid

La operación, que la Guardia Civil revela que ha dejado «prácticamente a cero» la actividad delictiva de este tipo, se ha desarrollado en Alicante, Castellón, Valencia, Lleida, Girona y Madrid. Se trataba de una macrotrama en la que se han llegado a investigar a 100 personas desde que comenzó la operación en 2015, aunque finalmente han sido detenidas 21, que han quedado en libertad con medidas cautelares.

De hecho, el centro neurálgico de la trama era uno de los edificios de las Cuatro Torres Business Area de Madrid, donde la sociedad matriz operaba y se realizaba el blanqueo de capitales. Solo en Madrid se practicaron 14 de las 21 detenciones y se realizaron 15 registros.

La organización podía llegar a adquirir los combustibles fuera de España y el mismo día que explotaban la operación llegaba a un puerto español un petrolero para suministrarlo, según explica la Guardia Civil, que valoró la dificultad de la operación porque estas empresas contaban con un entramado de sociedades interpuestas y testaferros para complicar la labor de transparentar el proceso.