La deuda pública cierra 2017 en el 98,3% e incumple el objetivo del Gobierno

Sede del Banco de España en Madrid./EFE
Sede del Banco de España en Madrid. / EFE

Supera en dos décimas el límite comprometido con Bruselas y el pasivo marca el récord de 1,14 billones tras elevarse en 37.078 millones el pasado curso

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La deuda pública se ha convertido en el principal riesgo para la economía española en caso de nuevas turbulencias. Una vulnerabilidad que se debe a su elevado volumen y a la lenta reducción. Dos características que se reflejan en los datos publicados hoy por el Banco de España sobre el cierre del pasado curso en esta materia. En concreto, recogen que el pasivo cerró 2017 en el 98,3% del PIB, una cifra inferior al 99% con el que acabo 2016, pero superior al objetivo marcado por el Gobierno del 98,1%. Además, el descenso del ratio PIB se produjo por el crecimiento de la economía. Pero en volumen el pasivo se incrementó el pasado curso en 37.078 millones hasta alcanzar la cifra récord de 1,14 billones.

De esta forma, la deuda de las administraciones públicas se elevó un 3,3% en tasa interanual. Si se compara con la evolución de 2016, la acumulación de deuda se ha acelerado ya que en aquel ejercicio el pasivo se incrementó un 3,1% (33.286 millones). De hecho, el pasivo acabó el cuarto trimestre de 2017 con una subida de 10.921 millones que contrasta con el descenso de 1.761 millones que se produjo entre julio y agosto.

En cualquier caso, desde el Gobierno destacan que es el tercer descenso del ratio de deuda desde el máximo del 100,4% de 2014. Una reducción conseguida gracias al ritmo de crecimiento de la economía superior al 3% en los tres últimos cursos. El objetivo del Ejecutivo enviado a Brusela es que para 2018 el pasivo descienda hasta el 96,8% del PIB. Esto significaría una reducción de 1,5 puntos porcentuales con una previsión de crecimiento del 2,7%, es decir, inferior a la del último trienio. A favor el Ejecutivo cuenta con que el déficit público también es menor y eso debería aliviar la deuda.

El desglose de los datos de 2017 muestran que el grueso del endeudamiento corresponde a la administración central con 809.070 millones de euros, lo que supone el 69,5% del PIB. En el último año el pasivo se elevó 12.423 millones.

Comunidades

Por su parte, la deuda de las comunidades autónomas se situó en 288.105 millones (24,8% del PIB) tras incrementarse en 11.104 millones. En este caso, el principal acreedor de las comunidades es el Estado, que posee el 57,6% del pasivo autonómico (166.161 millones) por los mecanismos de financiación extraordinarios como el FLA puestos en marcha por Hacienda. De hecho, el Estado posee más del 50% de la deuda de nueve comunidades.

El endeudamiento de la Seguridad Social sumó 18.168 millones, que representa el 1,6 % del PIB, tras incrementarse en 16.833 millones en solo un ejercicio. La parte positiva de los datos ofrecidos por el Banco de España está una vez más en las corporaciones locales, que redujeron la deuda en 3.283 millones hasta los 28.955 millones (el 2,5 % de PIB).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos