La UE insta a España a no quedarse «rezagada» de la economía sostenible

.De izda. a dcha., el moderador de la mesa sobre descarbonización junto al director del Centro de competencia Ambiental de Ferrovial, Vicente Galván; el director de Regulación de Endesa, Juan José Alba; el director general de la Asociación APPA Renovables, José María González; y el eurodiputado y ponente parlamentario de la directiva de Renovables, José Blanco. / Virginia Carrasco

El comisario de Medio Ambiente anima a «abrazar» un sistema energético con menos emisiones y a impulsar el reciclaje

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca de la Unión Europea, Karmenu Vella, ha recomendado a España a sumarse a la estrategia que están llevando a cabo la mayor parte de los Estados miembro de la UE en materia de sostenibilidad tanto en el ámbito energético como en el puramente medioambiental. «Europa está marchando por delante», ha advertido el comisario de origen maltés en la clausura del Foro Economía Circular, organizado por Vocento y 'Aquí Europa' en colaboración con Ecoembes, Endesa y el Ejecutivo comunitario.

El responsable de las políticas medioambientales de los 28 ha pedido a España que «se implique» en el desarrollo de un «futuro sostenible y verde» porque «es lo que quiere la gente y lo que necesita la propia economía». Para el comisario Karmenu Vella, «no hay razón para que España se quede rezagada» en este ámbito tan relevante y considera que «es el momento de estar al frente de todos los cambios» que se encuentran en el horizonte para conseguir «una Europa más inteligente y verde». También ha lanzado un mensaje a las autoridades nacionales para que «abracen este cambio y estas oportunidades» junto al resto de países de la UE.

Por su parte, la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, ha anunciado que el Gobierno llevará a cabo una estrategia en economía circular, así como el desarrollo de una ley de descarbonización que sea «completa, integradora, que sirva de lucha contra el cambio climático, que sea realista y equilibrada, así como ordenada».

La primera de las mesas de debate que han tenido lugar dentro de este Foro de Economía Circular, los expertos que han intervenido han recordado al Gobierno la necesidad de elaborar un programa de transición energética y tener clara una visión futura para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones contaminantes en función de un sistema eléctrico más sostenible. A la espera del desarrollo normativo y parlamentario que el Ministerio de Energía está realizando en estas materias, el eurodiputado socialista y ponente parlamentario de la Directiva de Energías Renovables, José Blanco, ha anunciado la incorporación de una enmienda en la normativa comunitaria para garantizar no solo las interconexiones de España con el resto de la UE sino también en que éstas representen el 15% de la energía que precisa el sistema peninsular frente a poco más del 5% actual.

José Blanco ha recordado al Ejecutivo la «necesidad» de impulsar aún más la transición energética para lograr los objetivos medioambientales fijados por la Comisión Europea y que apuntan a que el peso de las renovables sea del 30% sobre la producción en el año 2030. Además, ha indicado que más de 400.000 personas mueren al año por los efectos de las emisiones contaminantes. Por ello ha apuntado que se actuará, además de en el ámbito eléctrico, también en el de transportes o en el de las calefacciones, como dos elementos claves para combatir los efectos contaminantes.

Por su parte, el director de Regulación de Endesa, Juan José Alba, ha sostenido que la fórmula ideal para conseguir los objetivos 'verdes' al mismo tiempo que se garantiza la estabilidad del sistema eléctrico es el de la «combinación de diferentes tecnologías». Por eso, ha instado a tener un 'mix' que aporte también «firmeza y respaldo», aludiendo a las plantas de generación que intervienen en el sistema cuando este lo precisa si las condiciones meteorológicas no permiten usar las renovables. «No podemos prescindir de ellos», ha indicado para, a continuación, reclamar un sistema tarifario diferente al actual para que «no de señales de precio distorsionadas», lo que provoca, a juicio de Alba, «una electricidad artificialmente cara». Por ello, ha instado al Gobierno a «no hacer las cosas mal» en materia de planificación energética y así lograr «una factura más baja» de cara al futuro.

En el caso de José María González Moya, director general de la Asociación APPA (Asociación de Empresas de Energías Renovables) ha explicado durante su intervención que las energías limpias son «mucho más baratas» que el resto de fuentes de generación clásicas. Además, ha afirmado que si España «no se pone las pilas» en materia energética para lograr los objetivos marcados por la Comisión Europea y el Parlamento comunitario, «nos quedaremos a la cola» de todo el club comunitario. González Moya se ha lamentado de que la primera decisión que tomara el Gobierno en 2012 fuera «poner freno a las renovables» y de que ahora las subastas 'verdes' que se realizarn «son improvisadas».

También ha intervenido en este Foro Economía Circular el director del Centro de Competencia Ambiental de Ferrovial Servicios, Vicente Galván, quien ha defendido lo que ha denominado como 'mix' de tipo holístico para la económica. Esto es, que se vea como un todo, un sistema integrado al completo donde los residuos sean fuente de generación de energía o el autoconsumo eléctrico se convierta en una clave fundamental de cara al futuro. «El futuro será circular o no será», ha indicado Galván, quien ha insistido en que «o nos creemos esta realidad y ponemos el listón de exigencias muy alto, o directamente no nos lo creemos», ha explicado.

Residuos y recursos

El comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, ha señalado que la transición hacia una economía más circular «es una prioridad de primer nivel» para el Ejecutivo comunitario. De hecho, ha explicado que la propuesta de presupuesto para después de 2020 acaba de ser adoptada, y dos de los fondos más importantes, el Fondo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión, tienen un marcado enfoque ambiental.

Además, Karmenu Vella ha explicado que «ahora es el momento de utilizar realmente este impulso y garantizar que el cambio económico, ambiental y social avancen todos juntos». Y ha añadido que aunque es verdad que «España está cambiando, ahora es el momento de acelerar el ritmo del cambio». Los informes de la Comisión reflejan que España sigue depositando el 55% de sus residuos municipales, y «solo recicla alrededor del 30%». Por eso, «hay un tremendo potencial para hacer más en esta área», ha afirmado.

El titular medioambiental del Ejecutivo comunitario ha anticipado durante su intervención que la Comisión presentará el próximo lunes sus últimos planes para plásticos de un solo uso. Pero también revelaremos una nueva propuesta para un marco legislativo para la reutilización del agua. En el caso del agua, el mercado mundial del agua está creciendo en un 20% cada año, y podría valer un billón de euros para 2020. Karmenu Vella también ha recordado una iniciativa más de la Comisión, creada para impulsar ese reflejo de intercambio que es tan importante en la economía circular. Se trata de la plataforma de partes interesadas de la economía circular europea, donde las autoridades empresariales pueden compartir sus buenas prácticas, experiencia y proyectos piloto piloto.

En la mesa de debate sobre el tratamiento de residuos, el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, ha afirmado que aún «queda mucho por hacer» en esta materia porque tan solo se recicla una pequeña parte de los envases que se usan por parte de ciudadanos y empresas. «O se suman todos los flujos o tenemos difícil conseguir los objetivos» planteados.

Por su parte, el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, ha explicado que «necesitamos un nuevo modelo para cerrar el círculo de consumir-usar-tirar e ir hacia otro círculo virtuosos, el de maximizar el valor de los recursos y minimizar el de los recursos». Además, ha afirmado que «las compañías ya se han dado cuenta de que a través del medio ambiente pueden ser más rentables». En este sentido, la directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje, Alicia García-Franco, ha reconocido que «hay productos que no son económicamente viables para reciclar», pero hay que cambiar la mentalidad en este sentido mirando siempre a largo plazo. Y el presidente del Instituto para la Producción Sostenible, José Cabrera, ha insistido en que la economía circular no funcionará «si no se respetan los principios de la sostenibilidad» económica, social y medioambiental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos