El Estudiantes se estrena en la 'lista negra' del deporte

El Estudiantes, durante un partido./Archivo
El Estudiantes, durante un partido. / Archivo

El futbolista Dani Alves salda su deuda con Hacienda, mientras que Lorenzo Sanz y Gabi Milito la mantienen

LUCÍA PALACIOS y EDURNE MARTÍNEZMadrid

El mundo del deporte está siempre muy presente en la lista de morosos de Hacienda y este año no ha sido una excepción. Sin embargo, sí ha habido en este ámbito entradas y salidas. Así, se estrenan el expiloto de motos Alfonso 'Sito' Pons -con una deuda de 1,95 millones- y el equipo de baloncesto Estudiantes, mientras que el futbolista Dani Alves abandona la 'lista negra' al haber pagado al fisco los 2,6 millones que debía el año pasado. Por su parte, a nivel individual se mantienen el expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz (1,36 millones), y el exfutbolista del Barça Gabi Milito (1,8 millones), ambos con el mismo importe.

El club de baloncesto madrileño entra en la lista de morosos por la puerta grande, con una deuda de más de 8,2 millones de euros. Sin embargo, hay clubes que tienen deudas mayores, y en este caso del deporte rey en España, el fútbol, como la Unión Deportiva Salamanca, que está a la cabeza, al adeudar a la Agencia Tributaria 13,6 millones de euros, mientras que el segundo y tercer lugar de este podio en el que nadie quisiera figurar son la U. E Lleida, con casi 11,4 millones de deuda, y el Real Murcia, que mantiene su deuda en 11,1 millones.

El club de baloncesto que concentra una mayor deuda, por delante del Estudiantes, es el CB Girona, actualmente en la LEB Plata (el equivalente a la tercera división): en este caso por encima de los 10 millones de euros. Y superando también la barrera de los 10 millones se encuentra el Xerez Club Deportivo, que mantiene la misma deuda que un año atrás.

Se dan casos de clubes de fútbol que siguen figurando en la lista, pero que han reducido ligeramente su deuda, como el Hércules, que ha pagado casi un millón de euros y ahora adeuda 3,1 millones; el Racing de Santander, recién ascendido a Segunda División B, que ha pasado de 4,9 millones en 2018 a 3,16 millones; o el Real Jaén, que debía 1,4 millones y ahora 1,05 millones. E incluso el Ourense y el Castellón han conseguido pagar en este ejercicio al fisco deudas de más un millón de euros y dejan de figurar.

Como representante del balonmano se encuentra el equipo madrileño Neptuno, que debe algo más de un millón de euros, y también figura la Hípica de Granada, con una deuda que supera los 3,5 millones.