José Manuel Jiménez: «La economía circular es imparable, pero hay mucho por avanzar»

José Manuel Jiménez/R. GÓMEZ
José Manuel Jiménez / R. GÓMEZ

Director General de Calidad Ambiental

Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

El director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Junta de Castilla y León, José Manuel Jiménez, resaltó en la mesa redonda de El Norte y la Fundación Ecolec que el pilar más importante de cualquier política medioambiental es la concienciación. Afirmó que el Gobierno regional lleva años trabajando en este sentido, aunque reconoció que el éxito es todavía «muy desigual. Como sociedad ya estamos concienciados a la hora de gestionar determinados residuos, sin embargo, todavía queda mucho por hacer a la hora de separar los residuos en el hogar. Ahí es donde está la base de todo el sistema del reciclaje», dijo. En su opinión, «queda mucho por hacer en materia de concienciación, y ese es un reto que debe asumir la administración y también los medios de comunicación. Todo lo demás depende del buen hacer diario de la ciudadanía».

Jiménez destacó que la economía circular es un movimiento para el que no hay vuelta atrás, pero que «en España va despacio». Según él, hace 5 años la palabra fetiche era 'sostenibilidad', hoy en día la expresión fetiche es 'economía circular'. Afirmó que para llegar a este nuevo modelo es necesario un profundo cambio cultural, que no ha hecho más que comenzar. «Relacionamos la economía circular con el residuo y el reciclaje, pero es algo más profundo que requiere un cambio de pensamiento a nivel de la sociedad y de las empresas», afirmó.

«Queramos o no, hasta que las tasas de reciclaje lleguen al 100% tenemos que mantener los vertederos y también crear plantas de compostaje. Muchas veces, como ciudadanos pensamos que nuestra participación en el proceso acaba con tirar la bolsa en el contenedor, pero ahí es donde arranca todo. Es una marcha imparable, pero queda mucho por avanzar, por hacer y por convencer. Lo contrario nos lleva a alejarnos de los postulados europeos y a quedarnos atrás», expuso en su intervención en la mesa.

Sin embargo, fue cauto al aclarar que pasarse de velocidad, puede ser otro problema «porque no tal vez no estemos preparados para afrontar determinadas situaciones». Se mostró también partidario de la colaboración y la simbiosis entre empresas, algo que dijo, «puede generar modelos de negocio muy rentables ya que conllevan un ahorro sustancial de materias primas y de optimización de energía».

Dijo echar en falta más implicación por parte de la universidad, que «sigue alejada del mundo real. Debe participar en la labor de concienciación, ya que la universidad y los centros tecnológicos son la cuna de los grandes avances», remarcó.