El Ibex-35 sostiene los 9.600 con el rebote de Facebook y la subida del crudo | BURGOSconecta

El Ibex-35 sostiene los 9.600 con el rebote de Facebook y la subida del crudo

Panel en la Bolsa de Madrid. /Emilio Naranjo (Efe)
Panel en la Bolsa de Madrid. / Emilio Naranjo (Efe)

ArcelorMittal encabezó los ascensos con una subida del 3,94%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 dudaba entre los números rojos y los verdes entre la apertura y última hora de la mañana. A partir de las doce y media de la mañana, el índice empezó a perder posiciones, para marcar mínimos del día levemente por debajo de los 9.600 puntos pasadas las cuatro de la tarde. Pero a partir de ahí el índice recuperó ligeramente y dio un último cambio en los 9.630,9 puntos, lo que supone un descenso del 0,52%, el mayor de entre los índices europeos. 

Todos los demás índices europeos cerraron en rojo, a excepción del Dax alemán, que subió apenas un 0,01%. 

Sólo una docena de compañías del selectivo esquivaron las pérdidas. ArcelorMittal fue la mejor, con una subida del 3,94%. A continuación se colocó Indra, con una revalorización del 2,71%. También Siemens Gamesa avanzó más de dos puntos porcentuales. Colonial, Repsol y Acerinox se anotaron más de un punto porcentual. En verde cerraron además Grifols, Enagás, Técnicas Reunidas, ACS y Cellnex. Red Eléctrica se salvó de los descensos al terminar en tablas. 

En rojo, IAG fue el peor, con un recorte del 2,11%. Le siguieron Inditex, Ferrovial, Aena, Bankinter, Mediaset, Bankia y BBVA, con pérdidas de más de un 1%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Audax fue el valor más rentable, con una subida del 31,76%. En rojo, el peor fue GAM, con un recorte del 6,53%. 

Facebook rebota

El selectivo español recortó pérdidas al final porque Wall Street, que comenzaba la jornada levemente en negativo, a partir de las cuatro y media de la tarde se decidió por las subidas, el Nasdaq incluido, aunque con un avance más discreto. Eso sí, Facebook, después de dos sesiones consecutivas de descensos a cuenta del escándalo de la filtración de datos de cincuenta millones de cuentas que ha aprovechado la consultora Cambrigde Analytica para la pasada campaña electoral americana, rebotaba alrededor de un 1,75%, para colocarse entre los diez mejores valores del Nasdaq 100. 

Subidas, pues, en la Bolsa americana horas antes de que terminara la reunión ordinaria de política monetaria de la Reserva Federal norteamericana en la que se espera que se suban los tipos de interés por primera vez en este año. Se supone que sería el primer endurecimiento monetario de los tres o cuatro que se prevé tengan lugar este ejercicio. Se espera que la decisión se conozca a las siete de la tarde, hora española.

El dólar, a la baja

En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al billete verde. El tipo de cambio al cierre de la sesión se situaba en 1,2263 unidades, frente al nivel de 1,2240 unidades en que había cerrado la jornada anterior. Aunque por la mañana llegó a estar más fuerte, llegó a intentar recuperar la cota de 1,23 unidades. 

En el mercado de deuda, horas antes de la reunión de la Fed, subida de las rentabilidades de los bonos. El interés de los títulos americanos a diez años subía desde el 2,89% hasta el 2,91%. Al alza también se movían los rendimientos de los títulos europeos. 

Divisa y mercado de bonos daban, por tanto, una lectura diferente sobre lo que el mercado espera de la Reserva Federal norteamericana y del discurso de su nuevo presidente, Jerome Powell: los tipos de los bonos se preparaban para un mensaje, quizás, algo más agresivo; el dólar, para lo contrario. Los inversores estarán especialmente atentos las palabras de Powell, puesto que puede dar claves respecto a la futura actuación de la institución y sobre si es partidario de acelerar, o no, el endurecimiento de la política monetaria. Quizás después de esta reunión el mercado pueda tener más claro si va a haber tres o cuatro incrementos del precio del dinero este año, aunque, de acuerdo con Chris Zaccarelli, de Independent Advisor Alliance, ello no debería suponer una gran diferencia para los mercados. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,80% después de ganar un 2,07% en la sesión anterior. Con ello, llegaba a rozar la cota de los 70 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se disparaba un 2,63% tras avanzar un 2,16% el martes. Al cierre de la sesión europea se cambiaba por más de 65 dólares la onza. En ambos casos son máximos desde principios del mes de febrero. Ello, después de conocerse que los inventarios de crudo de Estados Unidos se han reducido por primera vez en un mes. El mercado interpreta que esta subida del precio del petróleo fue muy importante para que Wall Street se girara finalmente al alza. De hecho, en el Dow Jones destacaban títulos como Chevron y Exxon Mobil. 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos