XI Premios e-volución de El Norte de Castilla

Nuevos retos para la electricidad

Nuevos retos para la electricidad

Iberdrola apuesta de forma decidida por la digitalización

La innovación es una variable estratégica para Iberdrola y constituye la principal herramienta para garantizar la sostenibilidad, la eficiencia y la competitividad de la compañía. La integración de tecnologías e iniciativas digitales están permitiendo a las compañías eléctricas afrontar los retos del sector, facilitando el desarrollo de las 'smart grids', el incremento de las renovables en el mix energético, la generación descentralizada y la eficiencia energética, así como cubrir las necesidades del nuevo perfil de consumidor.

El Plan de Innovación 2018-2022 de Iberdrola busca soluciones para estos nuevos retos: la descarbonización, los avances tecnológicos y la mayor conectividad del consumidor. En 2018, la compañía invirtió 267 millones de euros en I+D+i, un 8,5% más que en 2017. En los últimos diez años, este volumen de recursos ha crecido cerca de un 240%. Este hecho ha permitido a la compañía, además, convertirse en la energética española más innovadora y la tercera de Europa, según la Comisión Europea.

Las inversiones han ido dirigidas a la mejora de la (1) eficiencia y de los costes de operación y mantenimiento en parques eólicos; (2) a avanzar en la integración de las renovables mediante el desarrollo de baterías, como el plan ESS2GRID; e innovar en las nuevas instalaciones eólicas marinas. En el área de redes, las inversiones han ido dirigidas a la implantación de (3) redes inteligentes y la digitalización del sistema y en el negocio comercial, al (4) diseño de soluciones inteligentes para el cliente. Además, se han desarrollado nuevos productos para clientes basados en data analytics (Energy Wallet y Planes a tu medida) y nuevas apps.

En transformación digital, Iberdrola prevé invertir 4.800 millones de euros, entre 2018 y 2022, en 75 proyectos de innovación al año y centrará su esfuerzo inversor en mejorar la operación y el mantenimiento de sus activos, apoyado en analítica de datos y la inteligencia artificial, y en incrementar la disponibilidad de sus plantas de generación.

«Iberdrola prevé invertir 4.800 millones de euros en transformación digital hasta 2022»

Los principales ejes de Iberdrola para llevar a cabo la digitalización son: La gestión de los activos mediante el control remoto y en tiempo real de las instalaciones mediante el uso de drones, aplicaciones de realidad aumentada y el uso de la analítica avanzada; la optimización de redes con el impulso de redes inteligentes y la integración de fuentas renovables; las propuestas innovadoras orientadas al cliente como nuevos productos energéticos abordando nuevas demandas surgidas del hogar conectado y el vehículo eléctrico; y la cultura digital potenciando el equipamiento y la capacitación de los empleados mediante una cultura de innovación, transferencia de conocimiento y atracción del talento.

Iberdrola está aplicando big data y la analítica avanzada con el objetivo de ofrecer servicios personalizados a sus clientes y otras posibilidades innovadoras, como el control remoto de la calefacción, alternativas de autoconsumo y gestión de la energía. Estas tecnologías permiten realizar el mantenimiento predictivo de todos los parques eólicos, centralizando los millones de datos de sensores en tiempo real y la visualización digital de las pérdidas técnicas. Con big data, es posible también gestionar en mejor medida la demanda energética y el almacenamiento.

Iberdrola también emplea la tecnología blockchain para la creación de una plataforma de trading mayorista, la identificación de consumo con activos renovables y su aplicación en las redes de distribución. Entre sus principales ventajas están la reducción de los costes de transacción al eliminar los intermediarios.

Ibedrola apuesta por la innovación con 'start ups', emprendedores y proveedores con el objetivo de desarrollar nuevos modelos de negocio disruptivos, que le permitan garantizar su sostenibilidad a largo plazo, favorecer el intercambio de conocimiento y ejercer un efecto tractor entre nuestros colaboradores. La compañía continúa apostando por ideas disruptivas en el sector energético, a través de su Programa de Start Ups-Perseo, dotado con 70 millones de euros. El objetivo de esta iniciativa es acceder a las tecnologías del futuro y fomentar la creación y desarrollo de un ecosistema global y dinámico de empresas tecnológicas y de emprendedores en el sector eléctrico.

Desde 2008, Perseo ha incorporado a más de 2.000 empresas emergentes a su ecosistema, desarrollado proyectos piloto con más de 30 y habiendo invertido en otras 10 empresas emergentes como el almacenamiento de energía, la robótica, las tecnologías digitales (big data, inteligencia artificial, etc.), la sensórica avanzada (IoT), etc.

En 2018, fue nombrada por segundo año consecutivo por parte de la Comisión Europea entre las doce corporaciones europeas que mejor trabajan con 'start ups'.