El aumento de la esperanza de vida eleva la preocupación por la jubilación

Pensionistas manifestándose./Efe
Pensionistas manifestándose. / Efe

Tres de cada cuatro españoles admite tener mayores dudas sobre su pensión con la estimación de más centenarios, con un promedio que supera ya los 83 años de media

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El futuro de las pensiones se ha convertido en las últimas semanas en tema recurrente de conversación, portada en los medios de comunicación y objeto de distintas marchas de protesta. De hecho, el próximo 15 de abril los dos principales sindicatos, CC OO y UGT, han convocado nuevas manifestaciones en las principales ciudades del país, además de contemplar que tan delicado tema sea uno de los ejes centrales de los actos conmemorativos del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Y en esta tesitura, el aumento de la esperanza de vida ha tornado en un factor más preocupante que positivo para un buen número de personas, al recelar de las condiciones en que podrán mantenerse como jubilados.

Dicha esperanza, según los últimos cálculos realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) está en 83,1 años como promedio (80,3 los hombres y 85,8 las mujeres, una brecha de género que aquí se produce a la inversa), lo que sitúa a España entre los cinco países más longevos del mundo. No obstante, en menos de medio siglo se superará la barrera de los 90: en concreto, 91,6 años para ellas frente a 88,6 años ellos en el horizonte de 2065 según las proyecciones que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Claro que la población en general no termina de ver claro ésta generalización, a medio y largo plazo, de las personas centenarias. Ni siquiera la mitad de los jóvenes menores de 24 años (en concreto, el 43%) piensa que su generación vivirá hasta cumplir un siglo, según un reciente estudio del Instituto Santalucía sobre longevidad titulado ‘la Vida de 100 años’. En su último barómetro sobre el ahorro de los españoles también pregunta sobre esta cuestión, concluyendo que tres de cada cuatro (el 76%) estarían más preocupados por cómo van a financiar su jubilación si finalmente la meta de los 100 años es una realidad.

¿Es el momento de buscar un plan de pensiones mejor?:

Es más, si tomásemos como referencia la última edad de jubilación incluida en la reforma de 2013 del sistema de la Seguridad Social, prevista en los 67 años para el año 2027, eso implicaría vivir 33 años retirado del mercado laboral, esto es, casi un tercio de la vida. Un buen descanso, sin duda, aunque muchos prefieren tenerlo menor a cambio de compensar con ello el descenso de su nivel de vida, de manera que cuatro de cada diez (el 44,5% de los hombres frente al 36,6% de las mujeres) vería lógico posponer el retiro hasta los 70 años si con ello pueden prolongar su período de cotización y elevar luego la cuantía de la pensión.

Y como en un efecto cascada el aumento de la esperanza de vida alargaría los plazos para casi todo. Así, la mitad de los españoles (49,7%) prolongaría su período de formación académica hasta los 30 años para llegar más preparado al mercado laboral, mientras cuatro de cada diez (42,9%) verían normal tener hijos no antes de los 38 años y asimismo (otro 40,1%) elevar más allá de los 35 años el período medio de amortización de las hipotecas para compra de vivienda.

«La buena salud»

En cualquier caso, el Foro Económico Mundial matiza, dentro de su Índice de Crecimiento Inclusivo 2018, que la esperanza de vida «con buena salud» (vinculada a la calidad de vida real de la población) sería claramente inferior a las estimaciones de las se está hablando. Ahora se situaría en 72,4 años de media en España, diez menos que el dato general apuntado por la OMS, lo que la sitúa en el noveno puesto dentro de las 30 economías más avanzadas del mundo, encabezadas por Japón (74,9 años) y Singapur (73,9).

Estos datos se conocen en medio de la polémica creada por la entrada en vigor del cuestionado factor de sostenibilidad en 2019 -cuya retirada ha pedido la mayoría de la oposición en el Congreso-, mediante el cual la cuantía de las nuevas pensiones se vincula automáticamente a la esperanza de vida en ese momento. Con ello se rebajarán el próximo año una media de 75 euros anuales, según señalan algunos estudios aunque no hay datos oficiales. El Instituto BBVA de Pensiones considera que se trataría de una reducción del 0,47%, mientras que CC OO lo sitúa en una horquilla entre el 0,5% y el 0,7%, más cercano al 0,5%. Este recorte será acumulativo, por lo que los que se retiren en 2020 tendrán una rebaja ya del 1%.

 

Fotos

Vídeos