EE UU rebaja los tipos por primera vez en una década por la debilidad económica mundial

EE UU rebaja los tipos por primera vez en una década por la debilidad económica mundial

La Reserva Federal recorta del 2,25% al 2% los intereses y deja la puerta abierta a aplicar nuevas reducciones este año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La Reserva Federal norteamericana (Fed) ha encendido oficialmente la primera señal de alerta en torno a una economía que no avanza bien. El homólogo a cualquier banco central ha decidido recortar los tipos de interés de la primera potencia mundial del 2,25% al 2%. Es la primera vez que la Fed aprueba esta medida desde que lo hiciera en el año 2008, justo cuando la que vino a ser la mayor crisis en décadas daba sus primeros síntomas de gravedad. Y si Estados Unidos no lo ve claro ahora, menos aún en la zona euro y en el resto del mundo, aunque los expertos insisten en que la situación no es igual. También el Banco Central Europeo (BCE) ha anticipado que en septiembre podría recortar aún más los tipos por la moderación económica.

Con esta decisión, el organismo presidido por Jerome Powell lanza un aviso tanto al presidente de EE UU, Donald Trump, como al resto de economías avanzadas. En su comunicado oficial tras la reunión mantenida esta tarde en Washington, la Reserva Federal indica que «persisten incertidumbres» sobre sus propias perspectivas de actividad económica global, sobre la que se ciernen debilidades. Además, muestra su preocupación por la creciente inflación en EE UU. Y ello a pesar de que reconoce la robustez con la que se mueve el mercado laboral en ese país, con una tasa de desempleo en mínimos históricos.

La propia Fed ya venía apuntando a la posibilidad de aplicar esta rebaja de los tipos de interés con las amenazas comerciales o la fragilidad de la inversión mundial. La decisión de ayer rompe con una tendencia que había llevado al organismo a ir elevando paulatinamente el precio oficial del dinero desde finales de 2015. Entonces optó por iniciar las subidas a tenor de cómo se iba recuperando su economía. A partir de ahora, también da vía libre a continuar con nuevas rebajas de tipos que podrían llegar incluso antes de fin de año.