Rato aprovecha su entrada a prisión para pedir perdón por las 'black'

El exministro ingresó en la cárcel visiblemente tranquilo con una inusual admisión pública de «errores» que favorecería una solicitud de indulto

JOSÉ MARÍA CAMARERO y MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Nunca cejó en defender su inocencia y lo hizo en un tono a veces tan bronco que le llevó a enfrentarse dialécticamente con varios diputados del Congreso. Había hecho lo correcto, decía. No erró -argumentaba- en la gestión de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, reconvertida en Bankia. Hasta este jueves. Cuando se encontraba a la sombra de la fachada de la prisión de Soto del Real (Madrid), Rodrigo Rato dio un giro de 180 grados a su estrategia de defensa y se disculpó públicamente.

Minutos antes del ingreso, ante los medios de comunicación, el que fuera responsable económico del Ejecutivo entre 1996 y 2004 lanzó su alegato. «Pido perdón a la sociedad y las personas que se hayan podido sentir decepcionadas o afectadas», afirmó respecto a su gestión al frente de la entidad. «Asumo los errores que haya podido comete», prosiguió. Y aclaró que acepta sus obligaciones con la sociedad, en alusión a la pena de cuatro años y medio de cárcel por apropiación indebida.

El que fuera vicepresidente del Gobierno con José María Aznar pasará este jueves su primera noche entre rejas. Parecía que Rato tenía asumido desde hace días cuál iba a ser su destino a medio plazo. La entrada a prisión no fue ocultada a los medios, ni lo hizo con nocturnidad, ni con la cara tapada, sorteando una imagen pública degradada por esa circunstancia. Lo hizo ante la prensa, e incluso visiblemente tranquilo.

El ingreso de Rato se produce después de que la Audiencia Nacional desatendiera su escrito de suspensión al considerar que el Tribunal Constitucional es el órgano competente para decidir si lo excarcela al amparo del recurso que presentará antes de finales de noviembre.

Pedir perdón y asumir la apropiación indebida -el delito por el que ha entrado en la cárcel- sería el paso previo a solicitar un hipotético indulto, ya que se requieren estas dos condiciones previas. Habrá que ver cuál es la estrategia que lleva el exministro para salir cuanto antes de la cárcel más allá de hacerlo a través de los permisos de los que gozan todos los presos. Solo se recuerda un ejemplo de arrepentimiento similar cuando el expresidente de Baleares Jaume Matas pidió perdón al ir a la cárcel.

Fuentes internas de la prisión explicaron a este diario que Rato se comportó este jueves «extremadamente cordial» e incluso indican que «aparece bastante animado». Al parecer, se interesó por el folleto que les entregan con las instrucciones de cómo funciona el centro, un texto que Interior entrega a los que técnicamente se denomina presos 'primarios'.

Primera 'salida', en un mes

El exministro eligió esta prisión para favorecer sus futuros desplazamientos a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), donde el 26 de noviembre comienza el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. Es su próxima cita con la justicia: dentro de un mes podrá realizar su primera salida para sentarse de nuevo en el banquillo. El juez le imputa los delitos de estafa a inversores y falsedad en las cuentas de 2010 y 2011, con las que se presentó para convencer al accionista del salto al parqué de la entidad. El juicio se prolongará hasta junio de 2019. Está por ver si Rato se ve obligado a acudir desde la cárcel a todas las sesiones o podrá hacerlo solo cuando sea necesario. Además, el juzgado de instrucción número 31 de Madrid prosigue su investigación para indagar en el origen de su fortuna. Le atribuye delitos de corrupción y fiscales, además de blanqueo de dinero.

Por Soto del Real también han pasado otras figuras públicas, como Mario Conde, expresidente de Banesto; el fallecido expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa; o el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. Ahora se encuentran en esa cárcel el extesorero del PP, Luis Bárcenas; o el exconsejero de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo. El miércoles pasado ingresó el exsecretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez-Ponga, condenado también por las 'black'.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos