Sánchez sostiene ante Davos que la desigualdad debilita las democracias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Foro Davos (Suiza)./EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Foro Davos (Suiza). / EFE

El presidente defiende la «sostenibilidad» de las cuentas públicas, pero rebaja la previsión de creación de empleo para este año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el foro económico de Davos, que estos días tiene lugar en Suiza, ha estado plagada de referencias a los «retos» y «oportunidades» a los que se enfrenta la economía en cuanto a feminismo, cambios demográficos entre generaciones, sostenibilidad medioambiental o inmigración. «Nuestra prioridad debe ser revertir estos modelos negativos apostando por que la sociedad y la política vayan de la mano», indicó.

El presidente del Ejecutivo recordó que, a pesar de la recuperación económica «sigue habiendo marginados que quedan relegados». Por ello, y «para evitar errores del pasado», Pedro Sánchez insistió en que las desigualdades económicas «debilitan nuestra democracia». Incluso echó mano de una cita del sociólogo Zygmunt Bauman al afirmar que «los ricos se vuelven más ricos porque son más ricos, y los pobres más pobres, porque precisamente lo son».

El jefe del Ejecutivo aprovechó su intervención ante numerosos dirigentes mundiales y reconocidos empresarios internacionales para expresar públicamente que los Presupuestos Generales del Estado, que se encuentran en tramitación parlamentaria en las Cortes, aseguran la «sostenibilidad a largo plazo» de las cuentas públicas y la construcción de una sociedad con una mayor «igualdad».

También subrayó en su discurso la fortaleza de la economía española y recalcó que España «inspira confianza tanto en las organizaciones internacionales como en los mercados financieros». Una confianza que se plasma, apuntó, en el aumento de la inversión extranjera y que se debe, consideró, a cuatro factores: la «armonía social» con las condiciones laborales, la «certidumbre jurídica», las «instituciones y empresas fuertes» y en que es un país «singularmente europeísta».

330.000 puestos nuevos

En materia de empleo, Sánchez recordó que sus previsiones pasan por que la economía española cree 330.000 puestos de trabajo este año, una cifra menor al más de medio millón de empleos generados en 2018, como consecuencia de la ralentización económica. Se trata de una cifra inferior a los 400.000 previstos hace unas semanas por el Ministerio de Trabajo en la presentación de los Presupuestos de 2019. En cualquier caso, apuntó que su apuesta por el cambio de modelo energético generará «cuatro puestos de trabajo por cada uno que se pierda».

Sánchez intervino en el Foro Davos después de una jornada en la que mantuvo encuentros con empresarios como el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella; el consejero delegado de ArcelorMittal, Lakshi Mittal; o la consejera delegada de Booking, Tina Duns. Por su parte, la ministra de Economía, Nadia Calviño, también se reunió con directivos de grandes corporaciones tecnológicas, como Ebay, o financieras, Visa, presentes en Davos.

 

Fotos

Vídeos