La inflación sube en marzo hasta el 1,2% por los alimentos y el turismo en Semana Santa

Los precios se incrementan una décima respecto al mes anterior y se sitúan en el nivel más alto desde noviembre

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La inflación repuntó en marzo una décima hasta alcanzar el 1,2% en tasa interanual. Este ligero encarecimiento de la cesta de la compra supone el segundo alza consecutivo y además sitúa el IPC en el nivel más alto desde noviembre de 2017, cuando se encontraba en el 1,7%, según el dato adelantado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La causa de esta subida está en la estabilidad de precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas en comparación con la bajada que registraron en el mismo periodo del pasado año y también el aumento de los precios de los servicios turísticos por la Semana Santa.

Con este repunte la tasa de inflación de marzo es la más elevada de lo que llevamos de año después de que en enero apenas se situara en el 0,6% y en febrero remontase hasta el 1,1%. A pesar de esto, los precios todavía se encuentran lejos de las tasas del pasado año (la inflación media de 2017 fue del 2%) y también por debajo del 1,6% de la previsión del Gobierno para 2018. Un escenario de mayor relajación debido a la estabilidad de los precios de la energía, principalmente del petróleo.

Los datos publicados por el INE también muestra la variación anual del IPC Armonizado (homogéneo en toda la UE) que se incrementó una décima hasta el 1,3%. La tasa en la zona euro en febrero -último dato disponible- se situó en el 1,1%. Habrá que esperar para saber si en marzo también se elevó. En cualquier caso, la inflación en España se mueve en niveles parecidos a los de la zona euro, lo que es favorable a las exportaciones. De hecho, a finales del pasado año los precios cayeron por debajo de los niveles europeos, lo que benefició la competitividad de las empresas vía precios.

Pérdida para pensionistas

En cualquier caso, este alza del 1,2% de marzo supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas, cuya prestación apenas se revalorizó el 0,25%, el mínimo que marca la ley por quinto año consecutivo. Este colectivo ya sufrió el pasado curso una importante reducción de su capacidad de compra de 1,75 puntos al registrar 2017 una inflación media del 2%. Esta circunstancia está provocando unas movilizaciones en las calles para reclamar que las pensiones vuelvan a vincularse al IPC, algo a lo que el Gobierno se opone.

Por su parte, los trabajadores logran una ligera recuperación de la capacidad de compra. La subida de sueldo pactada por convenio en febrero -último dato disponible- fue del 1,51%, tres décima superior al 1,2% de la inflación. Aunque habrá que esperar para saber el comportamiento de las remuneraciones en marzo parece complicado que sufran una moderación que les haga situarse por debajo de la inflación.

Temas

Ine, Ipc
 

Fotos

Vídeos