Cinco regiones ya rozarán la tasa de paro mínima histórica en 2019

Varias personas salen de una oficina de empleo en Madrid./Javier Lizón (Efe)
Varias personas salen de una oficina de empleo en Madrid. / Javier Lizón (Efe)

En Asturias, Baleares y País Vasco, además de Navarra y Aragón, los sueldos «presionarán al alza» por la mejora del empleo, según BBVA

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Una década después de que comenzara la crisis económica, con dos recesiones casi seguidas entre 2009 y 2012, a finales del próximo año algunas comunidades autónomas dejarán de lado el lastre del desempleo al registrar tasas de paro que pueden acercarse a sus propios mínimos históricos, precisamente los registrados en 2008. Se trata de País Vasco, Baleares y Asturias, donde el índice de parados sobre la población activa puede caer al 7,8% en los dos primeros casos, y al 8,7% en el segundo, según las estimaciones de BBVA Research.

El servicio de estudios de la entidad anticipa, además, que Navarra -con una tasa del 6,7%- y Aragón -un 7,6%- también se aproximarían a este récord en lo que el grupo considera «paro friccional» cuando culmine 2019. Los expertos de BBVA Research anticipan que este contexto laboral provocará «una presión salarial al alza» en todas estas comunidades, como consecuencia de la restricción de la oferta. Es decir, que habrá problemas para encontrar a personas con ciertas habilidades para satisfacer las necesidades de empleo que tengan las empresas.

El Observatorio Regional de BBVA Research estima que la tasa media de paro en España cerrará este año en el 15,3% y bajará al 14% en 2019. Para entonces, en territorios como Andalucía (21,5%), Canarias (20,6%) y Castilla La Mancha (17,1%) aún no habrá logrado situarse por debajo de su media histórica. En cualquier caso, Extremadura será la comunidad con mayor índice de desempleo autonómico cuando culmine 2019, con un 23,4%. Las regiones del norte serán en las que mejor se comporte el empleo durante los próximos meses, con el ratio del paro del 9,2% en La Rioja, el 10,4% en Castilla y León, el 10,5% en Cataluña, el 11,2% en Cantabria y en el 12,9% en Galicia. En Madrid, este índice caerá hasta el 11,4%. Y seguirá en el entorno del 15% en el Levante, con una tasa que superará el 14% en la Comunidad Valenciana y el 16% en la Región de Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos