Solo el 24% de los contratos a personas con discapacidad en 2018 fueron de empresas ordinarias

Mujer en silla de ruedas trabaja en una oficina/Fotolia - AdobeStock
Mujer en silla de ruedas trabaja en una oficina / Fotolia - AdobeStock

La contratación de personas con discapacidad crece un 67% en una década, pero este crecimiento se debe fundamentalmente al empleo en el ámbito protegido

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La contratación de personas con discapacidad en la provincia de Burgos creció un 67% en la última década, pero esta subida se debe principalmente a los puestos de trabajo que se ofrecen en el ámbito del empleo protegido (centros especiales de empleo).

En 2018 se registraron 1.007 contratos laborales (cuatro más que en 2017) a personas con discapacidad, si bien únicamente 240 (el 24% del total) se firmaron en una empresa convencional, según recoge en un comunicado la Fundación Adecco.

La cifra de contratos a personas con discapacidad en un entorno convencional es más alta que hace 10 años, cuando se firmaron solo 178 contratos (diferencia del 34,83%), pero su peso es menor, ya que en 2008 representaban al 30% del total y ahora es seis puntos inferior.

Más información

Eso significa que el aumento del trabajo en los centros especiales de empleo fue muy destacado y no fue de la mano de un aumento similar en empresas ordinarias. De 424 contratos en 2008 se pasó a 767 en 2018. La subida, del 80%, provoca que los contratos firmados en lugares con discapacidad que, en ese momento, no pueden ejercer una actividad profesional en el mercado ordinario equivalen al 76%, cuando hace diez años eran solo el 70%.

Desde la Fundación Adecco alertan que los centros especiales de empleo, y a los datos se remiten, se están convirtiendo en un lugar de trabajo para personas con discapacidad cuando la legislación establece que tienen que ser, siempre que sea posible, un trampolín hacia la empresa ordinaria.