Trabajo detecta 22.000 empresas con presuntos contratos fraudulentos

Magdalena Valerio./Efe
Magdalena Valerio. / Efe

Las compañías disponen ahora de un mes para regularizar la situación de sus empleados temporales o podrán ser sancionadas

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Una de las prioridades del nuevo Gobierno es, además de crear empleo, que éste sea de calidad. Por eso una de las primeras medidas que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social puso en marcha es un nuevo plan de lucha contra el fraude que se inició el pasado 1 de agosto y que parece estar a pleno rendimiento.

Así, la Inspección de Trabajo ha intensificado en esta segunda quincena sus actuaciones y ha detectado que «un relevante» número de empresas incumplen presuntamente las normas vigentes respecto a contratación temporal. En este sentido, en apenas dos días -concretamente el pasado 13 y 14 de agosto- envió 22.000 nuevas comunicaciones a compañías por supuestamente no respetar los límites fijados para un contrato temporal, establecido en una duración máxima de 12 meses durante un periodo de 18 meses, según ha informado el Ministerio. Y esto ha sido posible gracias a la herramienta de lucha contra el fraude y a los correspondientes cruces de datos.

Las 22.000 empresas dispondrán ahora de un plazo de un mes para regularizar la situación de los empleados afectados. Ésta sería la primera fase del plan de choque: la detección de posibles situaciones de irregularidades y la información a las compañías infractoras, con el objetivo de que voluntariamente pongan fin a esta irregularidad.

Pero una vez pasado ese mes desde el envío de las comunicaciones, la Inspección analizará los datos y comportamientos de las citadas empresas y, en caso de que comprueben que sigan existiendo incumplimientos, adoptará las medidas oportunas, pudiendo exigir las responsabilidades legales pertinentes, es decir, multarlas. A este respecto, el Ejecutivo ya anunció que revisará el cuadro de infracciones con el objetivo de «reforzar las sanciones asociadas a la contratación temporal», ya que actualmente son unas cuantías tan mínimas, que no tienen efecto disuasorio.

El Plan Director por un Trabajo Digno contempla visitas 'sorpresa' de los inspectores de Trabajo con el fin de pillar a las empresas 'in fraganti'. Esto supone que podrían personarse en sus instalaciones en horarios especiales, como fines de semana o festivos. Para ello,se incorporarán a 833 nuevos inspectores y subinspectores, lo que supone un aumento del 23%. En este sentido, están previstas más de 7.500 actuaciones extraordinarias en los próximos cinco meses, que se sumarán a las 8.000 ordinarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos