La atribulada familia real inglesa: enésimo capítulo

La reina, el duque y sus cuatro hijos, en una foto de archivo. /R. C.
La reina, el duque y sus cuatro hijos, en una foto de archivo. / R. C.

Un documental desvela las desavenencias de Carlos con sus hermanos y otros trapos sucios de los Windsor

I. CUESTA

La legión de fanáticos seguidores de la familia real británica no dan abasto para asimilar tantas zozobras. Después de superar varias semanas en las que corrieron ríos de tinta analizando la supuesta enemistad entre las cuñadas más famosas del planeta, Catalina de Cambridge y Meghan Markle, ahora devoran como posesos el último documental firmado por Jeremy Paxman. Bajo el título 'Los hijos de la reina', el célebre periodista británico explora las vidas de los cuatro príncipes: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Y no deja títere con cabeza.

En el reportaje, dividido en dos partes y emitido por Canal 5, Paxman entrevista a una serie de personajes que analizan las relaciones de los hermanos Windsor y sus respectivas esposas, alumbrando detalles tan sorprendentes como que los hijos varones de la reina Isabel se llevan a matar. «Carlos ha asegurado que el problema con su hermano Andrés es que le gustaría ser el príncipe heredero».Tampoco Eduardo estaría contento con el papel que le ha tocado jugar en la controvertida corte británica. El pequeño de la familia, afirma el periodista, nunca ha tenido clara la posición en que se encuentra. «Él no ha sabido nunca si era una persona corriente o un miembro de la realeza». La polémica está servida. Es de suponer que el ambiente en las contadas ocasiones en que todos se reúnen con motivo de alguna celebración es frío como el de un mausoleo.

Paxman, que coincidió con el príncipe Carlos en Cambridge durante su etapa estudiantil, asegura que nadie vio jamás al príncipe en un pub en aquella época. Desvela también que Ana, que se llevaba fatal con la princesa Diana ««porque no le gustó la forma en que afrontó sus obligaciones como princesa», sobrevivió en 1974 a un intento de secuestro cuando regresaba de un evento de caridad en Pall Mall. Pese a ello, parece que no es ella el ojito derecho de su madre. En el documental, el historiador real Piers Brendon reveló que «el príncipe Andrés es obviamente el favorito de la reina. Fue un héroe en la guerra de las Malvinas... claramente tiene un punto muy especial para ella».