Mueren más de cien niños por sarampión en República Democrática del Congo

Niños juegan en una calle de Kinshasa./Efe
Niños juegan en una calle de Kinshasa. / Efe

Según los datos de la ONU, al menos 1.981 personas han muerto por esta enfermedad. El 75% de los fallecidos tenían menos de 5 años

EUROPA PRESSMadrid

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado este jueves la muerte de más de un centenar de niños menores de diez años durante los últimos dos meses en un campamento de desplazados en el noreste del país. La causa principal de los fallecimientos ha sido el sarampión.

Ignace Bingi, responsable del hospital de Bunia, en la provincia de Ituri, ha detallado que los niños vivían en un campamento de desplazados en el territorio de Djugu, escenario de un incremento de los enfrentamientos en los últimos meses.

«Se registran fallecimientos prácticamente todos los días», ha lamentado, en declaraciones concedidas a la emisora local Radio Okapi. «La situación que conocemos es parte de un drama», ha resaltado.

«En estos momentos hay cuatro muertos entre los niños desplazados. La gente piensa que no es verdad. ¿Podemos mentir respecto a la muerte?», se ha preguntado, antes de recalcar que la situación «es alarmante».

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha anunciado este viernes que los trabajadores sanitarios se preparan junto a Médicos Sin Fronteras (MSF) para poner en marcha una campaña de vacunación urgente que protegería a 67.000 niños en Ituri, amenazados además por un brote de ébola.

Según los datos de la ONU, al menos 1.981 personas han muerto en lo que va de año a causa del sarampión, de los que más del 75% eran niños menores de cinco años. Desde el 23 de junio se han detectado 115.000 posibles casos, respecto a los 65.000 que se registraron en 2018.

«La amenaza combinada de ébola y sarampión para las miles de familias que viven en asentamientos de desplazados superpoblados e insalubres no tiene precedentes», ha explicado el representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en RDC, Edouard Beigbeder. «Tenemos poco tiempo para evitar una pérdida masiva de vidas», ha añadido.

Las primeras zonas en las que está prevista la vacunación son cuatro campos de desplazados de Bunia, uno de los cuales se encuentra adyacente al Hospital General de Bunia y a menos de cien metros de un centro de tratamiento de ébola.

«La zona noreste del país vive una de las peores crisis humanitarias actuales. Ya sea por el sarampión, el ébola o la realidad de lo que supone vivir en un asentamiento para desplazados, los niños viven un riesgo permanente. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para protegerlos», ha zanjado Beigbeder.