Buscan los restos de Khashoggi en un bosque cercano a Estambul, la ciudad de Yalova y una furgoneta

Una periodista indonesia sostiene un cartel durante una protesta por la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi./Reuters
Una periodista indonesia sostiene un cartel durante una protesta por la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi. / Reuters

Desde Washington niegan que el jefe del Departamento de Estado de EE UU, Mike Pompeo, haya escuchado las grabaciones del día en el que desapareció el periodista

AGENCIASMadrid

La policía turca ha extendido este viernes la investigación de la desaparición del periodista saudí Yamal Khashoggi, visto por última vez el 2 de octubre tras entrar al consulado saudí en Estambul, al bosque de Belgrado, situado en el noroeste de la provincia de Estambul y a la provincia turca de Yalova, al otro lado del Mar de Mármara y situada 55 kilómetros al sur de la ciudad.

Los investigadores han recopilado «muchas muestras» en su investigación en la residencia del cónsul saudí en la ciudad, que abandonó el país el martes, poco antes del registro de las instalaciones. «Las investigaciones han llevado a algunas sospechas sobre que sus restos (del periodista) podrían estar en Yalova y el bosque Belgrado, por lo que la Policía está buscando en esas zonas», han indicado.

La furgoneta sospechosa

Médicos forenses turcos registraron este jueves durante tres horas una furgoneta de la marca Mercedes Vito, propiedad del consulado saudí, que aparece en una de las grabaciones del día en el que desapareció el periodista, según el diario Yeni Safak. El equipo forense analizó la furgoneta con productos químicos usados para detectar restos genéticos.

Dos horas después de la entrada de Khashoggi en el edificio el día 2 de octubre, la furgoneta salió del consulado y se dirigió a la residencia del cónsul, situada a 200 metros del lugar. Las fuerzas de seguridad turcas también investigan otros vehículos consulares que fueron usados el día de la desaparición de Khashoggi.

El ministro de justicia turco, Abdulhamit Gül, señaló este jueves que el Gobierno espera que «la investigación de resultado dentro de muy poco» y justificó el retraso por la dificultad de acceder a los edificios diplomáticos que requieren permisos formales de Arabia Saudí.

Varios medios turcos y extranjeros han filtrado que Turquía tiene pruebas de que el periodista fue torturado y asesinado en el consulado, aunque el Gobierno de Ankara no se ha manifestado oficialmente al respecto.

Washington niega que Pompeo haya escuchado las grabaciones del caso

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha negado que el jefe de este ministerio, Mike Pompeo, escuchase las grabaciones que evidenciarían que el periodista saudí Yamal Khashoggi fue torturado y asesinado en el interior del consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Un alto cargo turco, citado por la cadena de televisión norteamericana ABC News, ha asegurado que Pompeo pudo escuchar esas grabaciones durante su reciente visita a Turquía, en el marco de las cuales se reunió con las principales autoridades del país, entre ellas el presidente Recep Tayyip Erdogan. A su regreso de Estambul, Pompeo fue preguntado por esta posibilidad, pero evitó pronunciarse. «No tengo nada que decir al respecto», respondió a las preguntas de los periodistas sobre si había escuchado o no la grabación que atestiguaría lo ocurrido en el consulado.

Una portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, se ha mostrado más tajante y ha aclarado que «el secretario Pompeo ni oyó ninguna cinta ni vio transcripción alguna relacionada con la desaparición de Yamal Khashoggi», cuya pista se pierde tras su visita al consulado el 2 de octubre. En Washington, sin embargo, ya comienza a asumirse públicamente que Khashoggi está muerto. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el jueves que «ciertamente eso parece» y avisó de que, si se confirma la implicación de los saudíes, estudiará «consecuencias muy graves» para su aliado.

Riad se estaría preparando para reconocer su papel

Fuentes citadas por la cadena de televisión estadounidense CNN indicaron este lunes que Riad estaría preparando un informe que reconocería que la muerte de Khashoggi tuvo lugar en el interior de su consulado en Estambul durante un interrogatorio.

Una de estas fuentes señaló que este informe concluiría probablemente que la operación fue llevada a cabo sin que mediara permiso de un superior y que los responsables rendirían cuentas ante la justicia.

La situación podría tensar aún más las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí, dañadas en 2017 cuando Ankara decidió mantenerse del lado de Qatar tras la imposición de un bloqueo a Doha por parte de varios países de la región, encabezados por Riad.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos