Israel derriba decenas de viviendas palestinas bajo jurisdicción de la ANP

Las fuerzas de seguridad israelies toman posiciones, mientras que una mática tira una de las viviendas./AFP
Las fuerzas de seguridad israelies toman posiciones, mientras que una mática tira una de las viviendas. / AFP

Un tribunal ha sentenciado que los edificios eran peligrosos por estar cerca de la valla de separación israelí

EFEJerusalén

Fuerzas del Ejército y la Policía israelí han derribado este lunes decenas de viviendas palestinas en Wadi Humus, una zona en el Área A de Cisjordania bajo la jurisdicción exclusiva de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), al sentenciar un tribunal que son peligrosas por estar cerca de la valla de separación que levantó Israel.

Sobre las 4:00 hora local (1:00 GMT), las fuerzas de seguridad israelíes han cerrado todos los accesos, entregando las órdenes de desalojo a las familias y sacando a los ocupantes, hecho que desencadenó algunos enfrentamientos, han señalado algunos testigos.

«Hoy se demolieron doce edificios y dos bases de cimentación de edificios. Estos fueron construidos ilegalmente sin los permisos requeridos y en una zona que cae bajo una norma del Comando Central del Ejército que prohíbe la construcción, a las afueras de Sur Baher y muy próxima a la valla de seguridad (menos de 250 metros)», ha constatado el COGAT, organismo militar israelí que ha gestionado la ocupación.

Los edificios «fueron derribados de acuerdo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del 17 de mayo de 2019, sobre dos peticiones que trataron de impedirlo», a añadido el COGAT, antes de agregar que la corte «decidió que los edificios podían ser derribados, puesto que constituyen un daño cerca de la verja de seguridad», que Israel construye en la mayor parte de su recorrido en territorio cisjordano.

Según organizaciones defensoras de los derechos humanos, esta demolición es especialmente grave, puesto que tiene lugar en un área donde la ANP tiene control y jurisdicción exclusiva según los Acuerdos de Paz de Oslo (1993) y las fuerzas israelíes tienen prohibido entrar.

«Tienen permiso de la Autoridad Nacional Palestina y ahora también les exige permiso Israel. Esto va en contra de los Acuerdos de Oslo», ha declarado Jader Hamdam, alcalde de la villa palestina de Jad, cercana a Belén.

La confirmación de que se llevaría a cabo la demolición tuvo lugar el pasado 18 de junio, momento en que se dió un plazo de 30 días para que los ocupantes abandonasesn las viviendas.