Nueva fuga real en Dubái

El jeque Mohammed Bin Rashid, primer ministro de Dubái, y su esposa Haya bint Al Hussein (d). /Reuters
El jeque Mohammed Bin Rashid, primer ministro de Dubái, y su esposa Haya bint Al Hussein (d). / Reuters

Haya bint Al Hussein, sexta esposa del jeque Mohammed Bin Rashid, se escapa del país junto a sus dos hijos y un maletín con 35 millones de euros

MIKEL AYESTARANCorresponsal en Jerusalén (Israel)

¿Reino Unido? ¿Alemania? ¿Dónde se encuentra la princesa Haya bint Al Hussein? La sexta esposa del vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y máxima autoridad de Dubái, jeque Mohammed Bin Rashid, escapó de su jaula de oro en los emiratos «hace unas semanas» y se llevó con ella a su hijo Zayed, de siete años, y a su hija Al Jalila, de once, según informó 'The Daily Beast'.

La princesa habría conseguido burlar la seguridad gracias a la ayuda de un diplomático alemán para pedir asilo e iniciar los trámites de divorcio tras su llegada a Berlín. La solicitud habría sido aprobada, pero su deseo final es establecerse en Londres, donde se encontraría en estos momentos en un lugar secreto. 'The Daily Mail' situó ya a la princesa en suelo británico, a donde llegó con una maleta cargada con 34,6 millones de euros para empezar su nueva vida.

Haya, hermana del rey de Jordania, Abdula, tiene 45 años y se casó con Mohammed Bin Rashid en 2004. Permanecía ausente de la vida pública y de las redes sociales, donde era muy activa, desde el 20 de mayo. 'The Daily Mail' recogió que era aficionada a los caballos, como su marido, y destacó su ausencia en las carreras del Royal Ascot de la semana pasada, donde el emir se reunió con la reina Isabel II. Medios árabes como 'Al Quds Al Araby' se hicieron eco de la noticia de su huida y aseguraron que no se dirigió a Amán para evitar el estallido de una crisis diplomática con su país natal. El malestar del emirato se traslada ahora a Alemania, a quien responsabiliza de asistirle en su fuga.

A falta de comunicados oficiales, Mohammed Bin Rashid, político y poeta, como se puede ver en su página web personal, colgó en su cuenta de Instagram un poema dedicado a su mujer huida en el que le acusó de «traicionar a la cosa más preciada» y le reprochó que «yo te di confianza y espacio. el mayor error que cometiste fue mentir».

La de Haya y sus hijos no es la primera fuga palaciega en Dubái. En marzo del pasado año, la princesa Sheikha Latifa, hija de 33 años del emir, intentó escapar a bordo de su yate al extranjero con la ayuda de Hervé Jaubert, un exespía francés. La embarcación fue interceptada cerca de la costa de India y la princesa no pudo cumplir su sueño de pedir asilo en Estados Unidos tal y como planeaba.

Poco después del incidente se difundió a través de las redes sociales un vídeo de 40 minutos en el que la propia joven arrancaba diciendo que «si estás viendo este vídeo, no es buena cosa; o estoy muerta o estoy en una situación muy, muy, muy mala». Latifa reveló que ya con 16 años intentó huir y que cuando le capturaron le encerraron durante tres años y sufrió torturas. En el vídeo denunció «malos tratos».

El Gobierno emiratí no zanjó hasta diciembre la polémica sobre la «adorada y amada» princesa con una serie de fotografías en las que se le veía junto a Mary Robinson, excomisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Fueron las primeras imágenes después de nueve meses de silencio y desde entonces no ha habido noticias sobre su situación.

Las imágenes difundidas por el Ministerio de Exteriores llegaron pocas semanas después de que la cadena BBC emitiera el documental 'Escapar de Dubái, el misterio de la princesa desaparecida', en el que la cadena británica reconstruyó el plan fallido y causó un profundo malestar entre las autoridades del emirato.