Nuevo golpe a la presencia rusa en las instituciones internacionales

El expresidente de la Interpol Meng Hongwei. /Afp
El expresidente de la Interpol Meng Hongwei. / Afp

El candidato ruso para la presidencia de la Interpol es derrotado en una votación que gana Corea del Sur

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal en Moscú

Los esfuerzos de Estados Unidos para limitar la influencia internacional de Rusia han frustrado los intentos de Moscú de colocar a su candidato al frente de la Interpol. El general ruso, Alexánder Prokopchuk, que partía como favorito según la prensa británica, ha sido derrotado este miércoles en Dubái en la votación celebrada en la Asamblea General de la International Criminal Police Organization. El vencedor y nuevo presidente de la Interpol para un mandato de dos años es el surcoreano Kim Jong Yang, que ha venido desempeñando el cargo de forma interina durante mes y medio.

Desde que, en días anteriores, los cálculos indicaran que Prokopchuk era el que más posibilidades tenía de convertirse en el nuevo presidente de la policía internacional, Washington movilizó su diplomacia para impedirlo. El resultado ha sido una vez más un revolcón de Rusia en la arena global.

El gran país eslavo fue expulsado del G8 tras la anexión de Crimea y la crisis en el este de Ucrania, perdió el derecho a voto en la OSCE y las sanciones limitan la expansión mundial de sus empresas y el acceso a tecnologías esenciales. Eso sin contar la marginalización sufrida en el deporte por los escándalos de dopaje. Ahora Rusia ha fracasado también en la Interpol.

«Sería como poner a un zorro para cuidar del gallinero»

Y se veía venir. Los senadores norteamericanos Chris Coons, Marco Rubio, Jeanne Shaheen y Roger Wicker, integrantes de la de la Comisión de Seguridad y Cooperación con Europa del Congreso de EE UU hicieron pública el lunes una declaración advirtiendo que la designación de Prokopchuk como máximo responsable policial del planeta «sería como poner a un zorro para cuidar del gallinero». Los legisladores norteamericanos sostienen además que «Rusia abusa de la Interpol de forma habitual para perseguir a oponentes políticos» y aseguran que el general ruso «ha estado involucrado personalmente en esta estrategia de intimidación».

Rusia lo niega y afirma que Prokopchuk, de 56 años de edad y antiguo miembro de la cúpula del Ministerio del Interior ruso, es un «profesional con gran experiencia». El mismo departamento señalaba el martes que su elección sería altamente beneficiosa para la comunidad policial internacional y lamentaba la labor de zapa de Washington como una «politización inadmisible». Desde el Kremlin, se denunciaba la «injerencia» de Estados Unidos en los asuntos de la Interpol.

Ese mismo día, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dejó claro que su país apoya al candidato surcoreano. «Animamos a todas las naciones y organizaciones que forman parte de la Interpol que respetan el derecho a elegir a un líder íntegro», dijo Pompeo en referencia a Kim Jong Yang.

Más información

 

Fotos

Vídeos