«América nunca ha sido más grande que cuando se bate por la libertad de los otros», dice Macron

Melania Trump, Donald Trump, Emmanuel Macron y Brigitte Macron en Normandia./AFP
Melania Trump, Donald Trump, Emmanuel Macron y Brigitte Macron en Normandia. / AFP

Los presidentes de Francia y EE UU han recordado a los soldados muertos el Día D, pese a las tensiones existentes entre ambos

PAULA ROSASParís

El 6 de junio de 1944, 132.700 hombres desembarcaban en las playas de Normandía para liberar el continente de la barbarie nazi. Americanos, británicos, canadienses, australianos y una pequeña compañía de franceses llegaban al alba a una misión casi suicida pero alentados por el coraje que les otorgaba su compromiso firme de la libertad. Muchos no vieron otro amanecer. Setenta y cinco años después, en un solemne homenaje, los presidentes Emmanuel Macron y Donald Trump han recordado a los soldados muertos y, pese a las tensiones existentes entre ambos, ensalzado los vínculos que unen a Francia y a Estados Unidos.

En el cementerio americano de Colleville-sur-Mer y en presencia de 160 veteranos del desembarco, todos ellos mayores de 90 años y con una salud frágil, los jefes de Estado han reconocido su «deuda eterna» con el enorme sacrificio que realizaron, como ha señalado Trump. «Sabemos lo que os debemos a los veteranos: nuestra libertad. En nombre de nuestra libertad quiero daros las gracias», ha reconocido Macron, que ha otorgado la Legión de Honor a cinco combatientes estadounidenses. Sin embargo, más que las medallas, ha dicho el presidente galo, «lo que les debemos es mostrarnos dignos de la herencia de la paz recibida», y ha resaltado la importancia del multilateralismo y de instituciones como la OTAN, la ONU y la UE para mantener la paz tras la Segunda Guerra Mundial.

Diferentes imagenes que se han vivido en los actos de conmemoración este jueves en Normandía. / AGENCIAS

«Francia no olvida -ha dicho solemne Macron- 75 años después sabemos cuánto le debemos a América». Y después, dirigiéndose al presidente estadounidense, un pequeño dardo: «América, querido presidente Trump, que nunca ha sido tan grande como cuando se bate por la libertad de los otros. América, que nunca ha sido tan grande como cuando se muestra fiel a los valores universales que defendían sus padres fundadores».

Trump, menos político en su discurso, ha centrado su intervención en las historias personales de los combatientes, interrumpiendo sus palabras para saludar a algunos de ellos. Aquel vínculo que se creó aquel verano de 1944, ha dicho el mandatario, perdura: «Nuestra preciada alianza se forjó en el calor de la batalla, se puso a prueba en las dificultades de la guerra y se demostró en las bendiciones de la paz. Nuestro vínculo es inquebrantable».

Ambos mandatarios mantienen a estas horas un almuerzo en el ayuntamiento de Caen, donde trataran asuntos bilaterales. Por la mañana, Macron y la primera ministra británica, Theresa May, habían abierto las conmemoraciones del «Día D» en el memorial británico de la localidad de Ver-sur-Mer. Este es el último acto oficial de May, que mañana tiene previsto dejar el cargo.

Macron alaba la «valentía y la resistencia» de Theresa May

 «Pase lo que pase, siempre estaremos juntos porque es nuestro destino común». Con el 'brexit' planeando sobre sus cabezas y el final del mandato de la primera ministra Theresa May, que mañana tiene previsto dimitir, la ceremonia de homenaje a los soldados británicos caídos en el Día-D tuvo este jueves un regusto de fin de ciclo. El presidente Emmanuel Macron y la 'premier' británica inauguraron hoy las conmemoraciones del desembarco de Normandía y pusieron la primera piedra de un memorial que recordará a los fallecidos del Reino Unido.

La británica no hizo ninguna referencia a que aquel era su último acto oficial, pero Macron, tras la ceremonia en Ver-sur-Mer, quiso dedicar unas palabras a May, de la que alabó su «coraje» y su «resistencia». «Ha tenido meses muy difíciles en los que ha tenido que poner en marcha la decisión del pueblo británico con muchos desacuerdos políticos internos», dijo el presidente francés ante los periodistas. Considero, dijo Macron, «que es mi deber rendirle homenaje y hacer todo lo posible porque nuestros países sigan unidos», ya que si el Reino Unido sale de la Unión Europea, «es esencial que la relación entre los dos países aguante, especialmente por los temas de defensa y seguridad».

Los dirigentes, dijo al finalizar su alocución Macron, «pasan, pero el trabajo que realizan, permanece».

Más información