Los altercados que han disparado las alarmas

Una mujer pasa ante unos lazos amarillos en el barrio de Sants de Barcelona. /Alejandro García (Efe)
Una mujer pasa ante unos lazos amarillos en el barrio de Sants de Barcelona. / Alejandro García (Efe)

La violencia ya ha hecho acto de presencia en las calles de Cataluña con una treintena de incidentes

CRISTIAN REINOBarcelona

En lo que llevamos de verano se han producido una treintena de encontronazos entre partidarios de la independencia y personas que retiraban lazos amarillos o iconografía secesionista. La violencia ha aparecido por primera vez, de momento de forma aislada. Estos son los casos más significativos.

Agresión a una mujer en Barcelona

Centenares de personas se han concentrado junto a dirigentes de Ciudadanos y del PP frente al parque de la Ciutadella de Barcelona para mostrar su apoyo a la mujer que el pasado día 25 fue agredida en este lugar cuando retiraba lazos amarillos junto a su marido y sus hijos.
Centenares de personas se han concentrado junto a dirigentes de Ciudadanos y del PP frente al parque de la Ciutadella de Barcelona para mostrar su apoyo a la mujer que el pasado día 25 fue agredida en este lugar cuando retiraba lazos amarillos junto a su marido y sus hijos. / Marta Pérez (Efe)

El pasado 25 de agosto, una mujer sufrió un puñetazo en la cara, causándole un desvío del tabique nasal, cuando se encontraba retirando lazos amarillos de la valla del parque de la Ciudadela, en Barcelona, junto a su marido y sus tres hijos. El hombre fue detenido y denunciado por un supuesto delito de odio y otro de lesiones, aunque negó la motivación política. En el mes de abril, una mujer de 67 años también fue agredida por retirar lazos en Barcelona. El 16 de agosto, en Canet de Mar, un hombre que estaba quitando simbología atacó con un cuchillo a una persona que se lo recriminó. El fotoperiodista Jordi Borràs fue agredido supuestamente por un Policía Nacional el 17 de julio al grito de «Viva España».

Agresión a un cámara de televisión en una manifestación de Ciudadanos

Como consecuencia de la agresión sufrida por la mujer la semana pasada en la Ciudadela de Barcelona, Ciudadanos convocó una manifestación el miércoles pasado de apoyo a la víctima. En la concentración, un cámara de Telemadrid, confundido con uno de TV-3 por llevar una camiseta con un dibujo amarillo, fue agredido con un puñetazo en la cabeza. El cámara también soltó el brazo. Ciudadanos atribuyó el incidente a «ultras infiltrados» en la protesta.

Cementerio de cruces en la playa de Canet

En el mes de mayo se produjo el primer encontronazo entre bandos, en una trifulca entre un grupo de encapuchados que acudió a la playa de Canet de Mar (Barcelona) a retirar las cruces amarillas que los CDR habían plantado en el arenal a modo de cementerio. Cuatro personas resultaron heridas (leves) al intentar que no arrancaran las cruces. La Policía local identificó a 13 personas. En Mataró, Llafranch y Calella se vivieron escenas similares.

Un vehículo irrumpe en el cementerio de cruces amarillas de Vich

Un coche arrolla cruces amarillas por los políticos presos en la plaza de Vich.
Un coche arrolla cruces amarillas por los políticos presos en la plaza de Vich. / Efe

El pasado 22 de julio, una persona conduciendo un coche embistió con el vehículo varias hileras de las 2.500 cruces amarillas que los secesionistas habían colocado en la plaza mayor de Vich (Barcelona).

Brigadas de limpieza en Tarragona y Girona

Colectivos como Segadors del Maresme o los Cuerpos de Brigada de Limpieza han protagonizado acciones nocturnas de retirada masiva de simbología secesionista. Visten como los que limpiaron las playas de chapapote, en Galicia. Los Mossos d'Esquadra identificaron a un grupo de 14 personas con herramientas para retirar los lazos amarillos en tres pueblos de Tarragona. Entre los identificados había un agente de la Guardia Civil. La Fiscalía Superior de Cataluña abrió diligencias contra la actuación de los Mossos d'Esquadra. La actuación de la Fiscalía ha enfrentado a los gobiernos central y autonómico. La fiscal general dijo que tanto quitar como poner lazos es libertad de expresión. Mientras, unas ochenta personas, autodenominadas en las redes sociales como «Brigadas de limpieza de lazos amarillos preparadas para liberar Cataluña del Independentismo», pasearon por las comarcas de Gerona para «arrancar lazos amarillos y resto de propaganda separatista».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos