El PP invita ahora al PSOE a su cumbre constitucionalista tras el plantón de Rivera

El presidente del PP, Pablo Casado, preside la reunión de partidos constitucionalistas en el Congreso. /EP
El presidente del PP, Pablo Casado, preside la reunión de partidos constitucionalistas en el Congreso. / EP

La reunión de Casado acaba sin acuerdos y sin la foto con el líder de Ciudadanos

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La cumbre constitucionalista convocada por Pablo Casado este miércoles en el Congreso se cerró sin acuerdos concretos y sin una agenda de trabajo clara para el futuro. Tampoco alumbró la deseada foto conjunta con Albert Rivera, que declinó asistir para evitar dar demasiada trascendencia a la reunión y envió en su lugar al portavoz de Justicia de Ciudadanos, Ignacio Prendes, que llegó tarde al encuentro al coincidir este con una interpelación suya en el Pleno. Una cita a cuatro a la se sumaron el diputado de UPN, Carlos Salvador y el de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca.

Nada que ver con la dimensión que le querían dar desde Génova a una iniciativa destinada a enarbolar la bandera de la defensa de la Constitución y cuya convocatoria se conoció justo un día después de la concentración que la formación liberal había convocado en Alsasua (Navarra) en apoyo de la Guardia Civil. De todas formas, la dirección nacional del PP salió satisfecha del encuentro en la Cámara baja. Los populares quieren que exista un frente parlamentario común en defensa de la unidad de España y en materia tanto económica como educativa.

Al principio, se apuntó que iban contra Pedro Sánchez pero, finalmente, se moduló el mensaje pidiendo a los socialistas que participen en los trabajos «para evitar que el independentismo rompa España». «Hacemos un llamamiento al PSOE para que realmente se sume donde tiene que estar, que es con los constitucionalistas», afirmó la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat.

 Conservadores y liberales coincidieron en que el PSOE se ha adentrado en una «deriva» peligrosa de pactos con el separatismo y apuntaron al presidente del Gobierno como el culpable de sacar a los socialistas del pacto constitucionalista. «Está arrodillado ante los independentistas de Torra, Otegi y Puigdemont», sentenció Montserrat.

Prendes, por su parte, mostró su preocupación por el camino «hacia el que el sanchismo está llevando al PSOE» y dijo estar convencido de que hay sectores dentro de este partido «representados por figura señeras» a los que hay que apelar para que los socialistas vuelvan a la senda del constitucionalismo.

 

Fotos

Vídeos