Dos vuelos de Ryanair se cruzan con trayectorias próximas al rumbo de colisión

Boeing 737 de Ryanair aterrizando./Reuters
Boeing 737 de Ryanair aterrizando. / Reuters

Las aeronaves llegaron a volar a 122 metros de separación vertical una de otra, cuando la distancia mínima en altitud es de 300

Alberto Ferreras
ALBERTO FERRERASMadrid

Un informe preliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) revela que dos aviones de Ryanair se cruzan en vuelo con trayectorias próximas al rumbo de colisión.

El documento explica que el incidente tuvo lugar el pasado 2 de octubre a unos 30 kilómetros al oeste de Pamplona. Sobre el punto de notificación denominado en las cartas aeronáuticas como 'GOSVI', dos Boeing 737-800 de la compañía irlandesa sufrieron una 'pérdida de separación' a nivel de vuelo FL330 (10.000 metros), produciéndose un acercamiento hasta los 4.000 metros de separación horizontal y a unos 122 metros de distancia vertical.

El primer avión procedía de Santiago de Compostela y tenía como destino Palma de Mallorca, mientras que el segundo había despegado de Sevilla con rumbo a Toulouse (Francia). Ambas rutas estaban en la frecuencia del centro de control de área de Madrid. En ese momento, en las dos cabinas de vuelo se activaron los avisos de los sistemas anticolisión denominados TCAS (Traffic Alert and Collision Avoidance System), alertando a ambas tripulaciones de la situación anómala, conflicto que resolvió sin incidencias por lo que continuaron el trayecto hasta sus destinos programados.

Este tipo de situaciones no son habituales entre aeronaves en vuelo, y de producirse, su origen se suele deber a regímenes de ascenso y descenso más elevados que los establecidos a esas altitudes, normalmente fijados en unos 450 metros por minuto, lo que hace saltar las alertas por proximidad si existe algún avión en la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos